GRANADA, 11 (EUROPA PRESS)

La Audiencia de Granada ha condenado a tres años de prisión por un delito de homicidio en grado de tentativa a un agricultor de Baza de 62 años de edad, Ramón M.M., que apaleó con una azada a un vecino de tierras por cortarle el riego de su finca la madrugada del 3 de junio de 2002.

Según la sentencia facilitada a Europa Press, el acusado deberá indemnizar a la víctima de 72 años, Manuel M.C., con 36.136 euros por los 165 de incapacidad y 28.844 euros por las secuelas que le quedaron fruto de la agresión, tres golpes en la cabeza y la mandíbula que le ha provocado síndrome depresivo postraumático por el que ha vendido su finca, varias cicatrices en mano y cara, y dificultad para masticar alimentos sólidos por la pérdida de parte de la dentadura que le hacen depender de terceros.

El magistrado considera que el agricultor, que confesó parcialmente los hechos durante el juicio alegando legítima defensa, tuvo la «intención de matar» a su vecino por la amenaza de muerte que profirió antes de agredirlo así como por el arma empleada y la zona donde le golpeó, provocándole lesiones en la cabeza de las que hubiera muerto de no haber sido operado de urgencia.

Sin embargo, rebaja la pena solicitada tanto por el Fiscal como por la acusación particular, que pedían siete y ocho años de prisión respectivamente por el mismo delito, al aplicar las atenuantes de reparación del año, tras indemnizar a la víctima con los 21.942 euros que solicitaba el Ministerio Público, y embriaguez, ya que dio positivo en el control de alcoholemia tras ingerir esa noche cerveza, anís y vino.

Los hechos tuvieron lugar sobre la 01.00 horas del 3 de junio de 2002 cuando el procesado se encontraba en su finca realizando labores de riego y vio que su vecino, con el cual mantenía ciertas rencillas por la propiedad del riego, le cortó el agua.

Tras insultarle llamándole «hijo de puta, me cago en tus muertos, te voy a matar» le golpeó tres veces con la azada en la cabeza, las dos últimas cuando ya se encontraba en el suelo, aunque después corrió a buscar ayuda, entregándose a la Policía de Baza dos horas más tarde. La víctima fue evacuada semiinconsciente en una ambulancia hasta el hospital comarcal siendo intervenido de urgencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí