GRANADA, 3 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Asociación Gremial del Taxi de Granada, Juan Túnez, informó hoy que desde la empresa están abiertos a la negociación sobre el convenio con las trabajadoras del servicio de Tele-Radio-Taxi, que llevaron a cabo sendas convocatorias de huelga, la última en los días de Nochevieja y Año Nuevo.

En declaraciones a Europa Press, Túnez señaló que desde un principio han estado abiertos a la negociación y afirmó que en estos momentos se encuentran a la espera de un acercamiento por parte de las trabajadoras y el sindicato para poder tratar sobre la revisión del convenio, que, según dijo «se está cumpliendo».

Con respecto a la apertura de varios expedientes, Túnez manifestó que «entra dentro de la normalidad» que la empresa abra expedientes «si encuentra abusos por parte de las trabajadoras», y que «simplemente» se hacen como «medida de advertencia».

Así, recordó que se trata de un trabajo «con unas características especiales» que depende mucho de circunstancias ajenas al servicio, un factor que, según dijo, debe ser tomado en cuenta a la hora de comenzar las negociaciones.

Según afirmó, las trabajadoras no han realizado ninguna reivindicación todavía, puesto que «las que hicieron en un principio ya han sido contestadas por la empresa ofreciendo turnos equitativos y rotatorios y mejoras en cuanto a efectivos».

Por su parte, la delegada sindical de las trabajadoras, Carmen Pérez, informó a Europa Press de que no ha habido acercamiento por parte de la empresa y que se informó en su momento sobre las reivindicaciones de las trabajadoras, que pasan por la revisión del convenio y la retirada de los expedientes abiertos, ante lo que dijo se observa «una falta de voluntad para negociar».

Además, Pérez informó de que se estudiarán posibles movilizaciones u otras medidas a realizar si no se avanza en la negociación.

La huelga fue secundada por seis trabajadoras de Tele-Radio-Taxi, que acusan a la gremial de incumplir el convenio de oficinas y despachos al que están adscritas y de amenazarlas con expedientes y despidos tras demandar el pago de los días festivos y los turnos nocturnos trabajados.

Hasta el momento han despedido a dos de las diez empleadas que componen la plantilla, entre ellas a la delegada de personal, que ha denunciado la rescisión del contrato por considerarlo improcedente. El origen del conflicto, según las empleadas, fue el anuncio de elecciones sindicales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí