GRANADA, 31 (EUROPA PRESS)

El Banco de España cierra hoy su sucursal en la capital granadina con una afluencia considerable de público que ha aprovechado el último día de actividad de esta entidad financiera para cambiar en euros las antiguas pesetas, sobre todo monedas, que aún mantenían sin convertir, realizando más de 80 operaciones de canje.

En declaraciones a Europa Press el director de la sucursal, José Antonio Pérez Lázaro, explicó que la principal operación que se ha venido realizando a lo largo del día de hoy ha sido el cambio de pesetas a euros y que la afluencia de público ha sido mayor con respecto a días anteriores.

Este aspecto «era de esperar ya que teníamos referencias por las experiencias de cierre de otras sucursales el año pasado», según indicó. Así, señaló que en octubre se realizaban una media de 35 cambios por día y a partir del 20 de diciembre se llegó a cien operaciones de canjes diarias, cifra que también se ha rondado en el último día de funcionamiento de la sucursal.

El cierre de la sucursal del Banco de España en Granada se debe a la reestructuración de la red de sucursales que se inició en 2002 y que culmina este año con el cierre de diez delegaciones, tres de ellas en Andalucía, como son Granada, Córdoba y Cádiz.

En cuanto a los trabajadores que se han visto afectados por este cierre, 12 en total, nueve se han acogidos al sistema de prejubilaciones voluntarias, dos han sido trasladados a Málaga y uno a Madrid.

Debido al cierre de la sucursal en Granada, a partir de 2005, a las once cuentas corrientes cuyos titulares son administraciones públicas, el Banco ofreció la posibilidad de trasladar la cuenta a la cabecera, que se ubica en Málaga, o a Madrid, «y la mayoría han optado por abrir la cuenta en un banco privado y solamente tres han trasladado a Málaga», según explicó el director de la sucursal.

En cuanto a las cuentas directas de Deuda Pública Granada cuenta con un volumen de 800 cuentas con un saldo cercano a 35 millones de euros posibilitando a los clientes su traslado a Málaga o a cualquier sucursal privada, «un 50 por ciento ha optado por su traslado a Málaga o Madrid y el resto por traslado a otra entidad privada», informó Pérez Lázaro.

El Banco de España ha arbitrado mecanismos para garantizar la continuidad de los servicios prestados por las 30 sucursales que han ido cerrando sus puertas progresivamente.

USO DEL EDIFICIO

El edificio ha sido cedido por el Gobierno a la Consejería de Justicia y Administración Pública que ubicará en él la sede de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia (TSJA) y la Escuela de Formación de Fiscales y Secretarios Judiciales.

El Partido Popular de Granada, en desacuerdo con esta cesión, empezó ayer una campaña de recogida de firmas para instar al Gobierno a que dé un uso cultural al Banco de España, respaldando así las gestiones que desde el Ayuntamiento de Granada se vienen realizando para que el edificio del Banco de España pueda convertirse en la sede del futuro museo de la ciudad.

Según explicó en un comunicado el secretario general de los populares granadinos, Antonio Ayllón, «es de recibo que estas instalaciones, de gran transcendencia histórica, sean cedidas para uso cultural de la ciudad, y puedan ser disfrutadas por todos y cada uno de los granadinos».

En este sentido añadió que no es «lógico» que este edificio histórico haya sido cedido por el Gobierno a la Consejería de Justicia para ubicar en él un Centro de Formación de Fiscales «y cerrar así la posibilidad a granadinos y visitantes de su disfrute».

Además apuntó que este edificio, «por su fisonomía y ubicación, se convertiría en el lugar idóneo para ser la sede del futuro museo de la ciudad».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí