MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El Organismo Autónomo Parques Nacionales, del Ministerio de Medio Ambiente, ha adquirido a sus propietarios particulares la finca ‘Dehesa de San Juan’, ubicada dentro del Parque Nacional de Sierra Nevada y de 3.881 hectáreas, por 8,75 millones de euros, lo que supone la consolidación de este espacio protegido, ya que la ‘Dehesa de San Juan’ es una «joya de biodiversidad», indicó hoy el Ministerio.

La titularidad pública de la finca supone una garantía adicional de protección sobre los valores ambientales, al mejorar el estatus de las especies amenazadas y facilitar la gestión de herbívoros domésticos y el manejo de silvestres, fundamentalmente cabra montés y jabalí, expuso el Departamento que dirige Cristina Narbona.

También facilitará la gestión de visitantes en la ‘Vereda de la Estrella’, zona muy frecuentada por excursionistas y senderistas y sometida a una fuerte presión humana por su proximidad a Granada. Está ubicada en el término municipal de Güejar Sierra e incluye desde el nacimiento del río Genil a las tres cumbres más elevadas de la península: Mulhacén (3.482 metros), Veleta (3.394 m.) y Alcabaza (3.371 m), con un desnivel de 2.500 metros. El amplio rango de alturas de la finca propicia una enorme diversidad de ecosistemas.

RESERVORIO DE AGUA

Esta vertiente de Sierra Nevada constituye uno de los más importantes reservorios de agua de Andalucía, que nutre a toda el área metropolitana de Granada y zona circundante para abastecimiento doméstico, industrial y agrario. Dentro de la finca existe una extensa red de acequias tradicionales, realizadas en piedra y tierra, que constituyen en sí mismas un singular patrimonio natural e histórico.

La ‘Dehesa de San Juan’ es la mayor representación de alta montaña mediterránea que existe en el continente europeo. En ella se encuentran singularidades y rareza florísticas únicas en Europa. Se han detectado 75 taxones botánicos amenazados, cuatro en peligro crítico, ocho en peligro y 56 vulnerables. Un 76 por ciento de los endemismos de Sierra Nevada están representados en esta dehesa y destaca la presencia de una de las mejores muestras de robledales, borreguiles, piornales, bosques de ribera y pedregales del Parque Nacional. En ellas anidan varias especies de rapaces como el búho real, águila real, halcón peregrino y águila perdicera.

En estos paisajes de alta montaña se encuentran las más importantes huellas glaciares del Cuaternario y de la pequeña edad del hielo en Sierra Nevada, con llamativos valores geomorfológicos, como valles en artesa (Valdecasillas o Guarnón), circos, morrenas y lagunas glaciares (Laguna Larga y Laguna del Mulhacén).

Esta riqueza orográfica lleva aparejada una gran representación de especies animales: gato montés, gineta, zorro, turón, jabalí y el núcleo central de la población más importante a nivel mundial de cabra montés. Aunque menos conocido, el grupo faunístico que mayor número de especies aporta a la diversidad animal en la ‘Dehesa de San Juan’ son los insectos.

En los ecosistemas acuáticos (ríos Genil, Guarnán, Valdeinfierno y Valdecasillas) aparecen especies como el martín pescador, mirlo acuático, lavanderas y anfibios como la rana o el sapillo pintojo. La trucha común es habitual en los ríos que discurren por la finca.

A esto hay que añadir un gran legado cultural. En la ‘Dehesa de San Juan’ se encuentran las últimas suertes o hazas de tierra habitadas hasta hace unos diez años, de las que nos quedan interesantes vestigios etnográficos y costumbristas, y restos de tres antiguas explotaciones mineras de calcopirita y una cantera de mármol verde de serpentina.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí