GRANADA, 20 (EUROPA PRESS)

El Juzgado de lo Penal 3 de Granada ha condenado a tres años y tres meses de prisión, multa de 28,4 millones de euros e indemnización para la Hacienda Pública de 5,6 millones para ocho de los diez acusados del fraude fiscal cometido por la empresa ‘Hidrocarburos Andaluces’ de Albolote en la venta masiva de gasóleo durante 1996.

Según la sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press, los ocho, entre los que se encuentra un abogado como presunto «cerebro» de la trama, han sido condenados por un delito continuado de falsedad en documento mercantil en concurso con otro delito contra la Hacienda Pública, aunque con la atenuante de dilaciones indebidas, planteada por las Defensas después de ocho años de procedimiento.

El juez rechaza una a una las numerosas peticiones de nulidad planteadas por las defensas y declara probado que la empresa eludió el pago de los impuestos que gravan los combustibles, después de vender entre marzo y abril de 1996 más de 19 millones de litros de gasóleo a precio muy inferior al mercado «en una frenética actividad comercial», tras lo cual sus responsables intentaron vender la empresa a un hombre moribundo, una «persona de paja», para «ocultar el delito».

La compañía, que desde su creación en 1993 y hasta enero de 1996 acumuló 64 millones de pesetas en pérdidas, cambió «radicalmente» su política empresarial, hasta tal punto de «tirar los precios del mercado» estableciendo el litro a 12 pesetas, todo ello con facturaciones entregadas a nombre de empresas «interpuestas, carentes de verdadera actividad». En abril de 1996 la cuota tributaria global no ingresada en la Agencia Tributaria alcanzaba ya los 947 millones de pesetas.

Sin embargo, el juez también recrimina a la Hacienda Pública «la falta de controles y el no haber actuado con más diligencia» para atajar este tipo de fraude. El caso empezó a investigarse en 1996 y tras ocho años llegó a los juzgados granadinos –las pruebas documentales llegaron a ocupar una habitación–, después de que la Audiencia Nacional se inhibiera en diciembre de 2002 de la competencia de juzgarlo.

El juicio comenzó después de varios aplazamientos el pasado 9 de noviembre con 20 acusados, aunque tras un acuerdo entre las partes, el Ministerio Fiscal y el Abogado del Estado retiraron los cargos que mantenían contra la mitad de ellos al considerar que no participaron en la trama defraudatoria, al igual que E.R.C. y J.B.G., los dos únicos absueltos en la sentencia notificada hoy.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí