GRANADA, 20 (EUROPA PRESS)

El fiscal ha mantenido la pena de siete años de cárcel para el agricultor de Baza, Ramón M.M., por apalear presuntamente con una azada a un vecino de tierras con el que discutió por la propiedad del agua de riego en julio de 2002, aunque ha cambiado el delito de lesiones graves inicial a un delito de homicidio en grado de tentativa con las atenuantes de confesión y reparación del daño, después de que el propio acusado confesara los hechos.

El anciano de 62 años de edad reconoció durante el juicio haber golpeado «una sola vez» con la azada a la víctima, Manuel M.C., la madrugada del 3 de julio de 2003 después de que le cortara el agua para el riego, aunque aseguró que lo hizo en defensa propia, después de que le lanzara un azadón y le insultara. Dijo estar «muy arrepentido», hasta tal punto de que se entregó en ese momento a la Policía y ha pedido un préstamo para cubrir la indemnización solicitada por el fiscal de 21.947 euros.

Por su parte, la víctima, un hombre de 72 años de edad, dice que fueron tres los golpes, dos de ellos cuando yacía en el suelo, «sin mediar pelea alguna». Aseguró que su vida ha cambiado desde la agresión porque requiere de terceras personas para valerse, sólo puede tomar dieta blanda ya que le faltan «casi todos los dientes, y vendió la finca «para evitar nuevos enfrentamientos».

Fruto de los supuestos golpes en la cabeza y la mandíbula con la azada, por los que estuvo incapacitado durante 165 días, le quedaron como secuelas síndrome posconmocional, síndrome depresivo postraumático, material de osteosíntesis en mandíbula, pérdida de arcada dentaria inferior, dificultad para masticar alimentos sólidos, rigidez en el primer dedo de la mano derecho, y cicatrices en mano y cara.

La acusación particular, ejercida por la víctima solicitó ocho años de cárcel por un delito de homicidio en grado de tentativa y 58.000 euros de indemnización, mientras que la defensa, que inicialmente pidió la libre absolución alegando legítima defensa, solicitó una condena de nueve meses de prisión por un delito de lesiones con las atenuantes de confesión a la autoridad, reparación del daño y embriaguez.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí