CORTES Y GRAENA (GRANADA), 19 (EUROPA PRESS)

El balneario de Cortes y Graena cerró la temporada el pasado 12 de diciembre con un registro de 3.500 clientes, según informó a Europa Press, el director gerente, Ceferino Estévez, quien señaló la cifra alcanzada como «positiva» debido a que «se ha conseguido recuperar a los clientes de años anteriores al cierre».

Durante los nueve meses en los que ha permanecido abierto al público el balneario, Estévez destacó el esfuerzo realizado «por la apuesta en esta nueva etapa de ofrecer unos servicios novedosos para captar a nuevos clientes».

Así, indicó Estévez «en un principio no sabíamos como iba a reaccionar la gente después del cierre, pero estamos muy contentos por haber recuperado el número de clientes de años anteriores al mismo».

El balneario ha ofrecido en esta temporada nuevos programas de tipo lúdico y estético como programas para combatir el estrés, programas tonificantes, un circuito árabe que combinamos distintas piscinas y saunas pensados para tratamientos más cortos de fines de semanas o de cuatro días de duración.

Aún con este intento de captar nueva clientela, el director del balneario reconoce que el 70 por ciento de los clientes de este centro son clientes que vienen al balneario para recibir tratamiento terapéutico y los servicios de cura termal, por lo que adelantó que para la próxima temporada «se plantearán nuevos programas de estética y lúdicos, pero sin dejar de lado al cliente terapéutico».

El balneario cuenta con seis bañeras de mármol y dos minipiscinas, solarium y zona de reposo, además de una piscina de agua caliente, otra con agua templada y distintos tipos de saunas, que van desde el baño turco hasta la sauna finlandesa, además de las salas de masaje.

FASE DE AMPLIACION

El balneario acometerá una segunda fase de ampliación con la construcción de un nuevo edificio que albergará más oficinas administrativas, una sala de bañeras y duchas circulares, un gimnasio y una piscina cubierta climatizada de grandes dimensiones.

Tras el decreto de su cierre por la Delegación de Salud de la Junta de Andalucía en agosto de 2002, el balneario ha iniciado una nueva etapa, según Estévez, quien se refirió a la mejora de la oferta y de los servicios que se podrá realizar una vez estén concluidas las obras de mejora que se realizarán con cargo a la subvención del uno por ciento cultural de 621.500 euros, aunque todavía no se ha planteado el inicio de las mismas, según precisó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí