GRANADA, 19 (EUROPA PRESS)

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir sopesa incoar un expediente sancionador contra el propietario de una finca privada del municipio granadino de Atarfe que fue denunciado por el Seprona por un presunto filtrado de alpechín líquido al subsuelo tras tapar unas balsas de aceite de una antigua fábrica orujera.

Según informaron a Europa Press fuentes del Servicio de Calidad de Aguas y Vertidos de la Confederación en Sevilla, el caso se encuentra aún en diligencias previas a la espera de culminar la toma de muestras, que de ser positivas, daría lugar a la inmediata incoación de un expediente por vertido indirecto con posibilidad de contaminación, la elaboración de un pliego de cargos, y la correspondiente multa por afectar al dominio público hidráulico.

Estas mismas fuentes, indicaron que los primeros análisis del laboratorio determinan que la sustancia filtrada, alpechín, es un producto altamente contaminante, aunque al parecer, no ha provocado un daño «grave». Sin embargo, aún está por determinar si ha afectado al manto acuífero de aguas termales de Sierra Elvira, o lo que es peor, a las ruinas de la ciudad árabe de Medina Elvira, cercanas al paraje donde se encuentra la finca, conocido como Camino de las Monjas.

Según el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil y la propia Confederación, la finca era propiedad de una empresa orujera y fue adquirida recientemente por un particular que, para tapar las balsas de alpechín abandonadas, decidió verter decenas de camiones cargados de tierra, lo que hizo que el líquido rebosara.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí