GRANADA, 14 (EUROPA PRESS)

El dueño de una inmobiliaria motrileña, Eduardo C.M., y su mujer, María del Carmen O.N., para quienes la Fiscalía de Granada solicitaba inicialmente tres y un año de prisión menor, respectivamente, por un presunto delito de alzamiento de bienes, quedaron hoy absueltos ‘in voce’ después de que tanto la acusación particular como la pública retiraran los cargos que mantenían contra ellos.

Ambos estaban acusados de incurrir en un delito de alzamiento de bienes con la finalidad de «evitar el pago de la deuda a la constructora» que los demandó. En el caso del marido, concurría además la agravante de reincidencia, ya que fue condenado en dos ocasiones anteriores en 1993 por apropiación indebida y falsedad. Sin embargo, el fiscal aseguró en su alegato final que «se trata de una cuestión civil más que penal en la que no ha existido voluntad de impago y una insolvencia punible».

El caso se remonta al 26 de abril y el 25 de mayo de 1994, fechas en las que el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Motril procedió al embargo de lo bienes de la empresa del acusado por el impago de letras de cambio a una constructora.

Sin embargo, el embargo de una finca valorada en 80.685,88 euros no pudo efectuarse porque había sido entregada por el acusado, en concepto de administrador de la empresa, a su mujer, accionista de la misma, como dación de pago de una supuesta deuda contraída con ella por valor de 84.382,10 euros, junto a otras cinco fincas propiedad de la empresa valoradas en 50.124,41 euros.

Pruebas documentales aportadas con posterioridad a la calificación de los hechos acreditaron durante la vista oral celebrada hoy en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial que no se trató de un alzamiento de bienes sino de un «malentendido en el que no hubo intención de eludir la deuda contraída».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí