GRANADA, 10 (EUROPA PRESS)

El portavoz del equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Granada, Luis Gerardo García Royo, lamentó hoy el cierre del Hotel Molino, conocido por ser el más estrecho del mundo, si bien señaló que el cierre del mismo no se debe a las obras que el Consistorio está acometiendo en la zona.

En rueda de prensa, García Royo tras ser preguntado por el cierre de este hotel, cuyo director achaca a las obras del eje Pavaneras-Realejo y a la futura instalación de una pilona en la Calle San Matías que restringirá el acceso a los clientes, señaló que lamenta que una instalación hotelera de esta ciudad se cierre, si bien manifestó que «las obras son necesarias» y que «normalmente siempre que una obra termina genera bastante valor añadido a todas las actividades económicas que hay en la zona».

El concejal afirmó que tiene «algunas dudas» de que el cierre se haya debido «sólo por las obras» y en relación a la petición que el propietario del hotel ha realizado al Ayuntamiento para que la reordenación del tráfico no se haga colocando una pilona en la Calle San Matías, afirmó que está convencido de que «cuando llegue la propuesta el área de Tráfico la van a estudiar con atención y cariño».

Según la información que recoge hoy la prensa local el hotel que figura en el libro Guinnes de los récords ha tenido en los últimos meses «perdidas cuantiosas» por las obras que han obligado a su propietario a plantear su cierre.

Se trata de un hotel ubicado en el barrio del Realejo, con un total de siete habitaciones, que mide cinco metros en su parte más estrecha y 5,2 en la más ancha.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí