GRANADA, 5 (EUROPA PRESS)

La Audiencia Provincial ha condenado a dos años y medio de prisión a un individuo de Murcia de 54 años de edad, F.C.P., por un delito de robo con violencia e intimidación tras sustraer 1.554 euros de una sucursal bancaria de Baza (Granada) a punta de pistola junto a un cómplice sin identificar y huir con el botín, aún no recuperado.

Según la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, aceptada de conformidad por las partes, los hechos sucedieron sobre las 10.58 horas del 25 de mayo de 2003 en una sucursal de Caja Rural cuando el acusado junto a otro individuo, esgrimió un arma ante los empleados y clientes del establecimiento bajo las amenazas «todo el mundo al suelo, esto es un atraco, al que levante la cabeza le doy un tiro y lo dejo cojo para toda la vida».

Ante la manifestación de uno de los empleados de que la caja era de apertura retardada, el acusado, según el fallo judicial, le comentó a su compañero que también portaba un arma que «le metiera el cañón de la pistola por la boca y verás que pronto abre».

Finalmente consiguieron su propósito, llevándose unos 1.554 euros que no han sido recuperados, tras lo cual huyeron del lugar. El Ministerio Público pidió inicialmente para él cinco años de cárcel con la agravante muy cualificada de reincidencia, así como una indemnización para la entidad financiera por el importe de los supuestamente robado más intereses legales. Tras llegar a un acuerdo con la defensa, rebajó la pena de cárcel a dos años y medio.

Se da la circunstancia de que el acusado posee numerosos antecedentes penales. La última sentencia fue de la Audiencia Provincial de Alicante que lo condenó en 1993 a cuatro años, diez meses y un día de cárcel. El juicio por este caso se celebró el pasado 28 de octubre en la Audiencia de Granada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí