Diputación y Centro Unesco de Andalucía firman un convenio de colaboración que salva a este último de su desaparición

GRANADA, 02 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Fundación Cultura de Paz y ex director general de la Unesco, Federico Mayor Zaragoza, abogó hoy por extender la declaración de Patrimonio de la Humanidad que ostenta el barrio del Albaicín desde 1994, al resto de la ciudad «por su gran excepcionalidad histórica, cultural y natural».

Mayor Zaragoza, que estuvo presente en la firma de un convenio marco de colaboración entre la Diputación de Granada y el Centro Unesco de Andalucía que ha salvado a este último de la crisis económica que lo abocaba a la desaparición, mostraba así una postura distinta a la mantenida por el Ayuntamiento de Granada que antepone la finalización de los proyectos del Plan Urban a la declaración de Patrimonio del centro histórico.

Según Mayor Zaragoza, «el Ayuntamiento son todos los ciudadanos, y estoy seguro de que en su conjunto son conscientes que están en una ciudad con raíces, historia y fuerza a escala mundial que tienen pocas ciudades». El ex director de la Unesco confió «esperanzado en que el día de mañana toda la ciudad sea Patrimonio de la Humanidad, tal como lo llegó a promover la que fuera ministra griega de Medio Ambiente, Melina Mercuri».

En este sentido, aseguró que el Albaicín «no corre el riesgo de perder la catalogación, porque para ello debería estar muy deteriorado» y sostuvo que a pesar de los «grandes errores del pasado y los momentos difíciles», Granada «cuenta con todos los elementos, no sólo arquitectónicos, sino sobre todo humanos, para servir de guía a otros muchos países».

Reconoció que este proceso es «complicado» y que por eso mismo es «interesante», indicando que «la ciudad tiene muchas cosas que enmendar, pero posee muchas calidades históricas que la hacen excepcional».

DIPUTACION SALVA AL CENTRO UNESCO DE LA CRISIS

Los presidentes de la Diputación de Granada y el Centro Unesco de Andalucía, Antonio Martínez Caler y Miguel Carrascosa, firmaron un hoy convenio marco de colaboración por el que la institución provincial aporta 6.000 euros anuales para el desarrollo de programas de carácter científico y cultural en la provincia a través del recién creado Centro de Estudios y Recursos Culturales.

Según Carrascosa, el convenio de carácter anual y prorrogable, viene a «salvar el futuro del centro por las deficientes, casi carenciales, aspectos económicos que iban a suponer si no el cierre, la disminución de su actividad que cara a Granada y Andalucía veníamos realizando».

El responsable de la organización de las Naciones Unidas agradeció efusivamente a la Diputación «el que haya respondido a nuestra demanda y sentida preocupación con un convenio» que, a su juicio, «permitirá en los próximos años el desarrollo conjunto de programas relacionados con los fines de la organización y los intereses de Diputación».

Con ellos se pretende «fortalecer el acerbo natural de los municipios, establecer una cooperación estable y profunda con los responsables de todos los municipios granadinos que serán los verdaderos protagonistas de los programas, poner en valor su patrimonio histórico y defender a capa y espada el medio ambiente», según Carrascosa.

Entre estos programas, Caler destacó el que se está poniendo en marcha en tres pueblos de la Alpujarra granadina bajo el nombre ‘Tu pueblo es tu voz’, «para mantener y potenciar el patrimonio intangible de la zona», y la elaboración para 2005 «de tres o cuatro programas» que tendrán como objetivo poner en valor el patrimonio monumental, artístico, cultural y natural de los municipios granadinos», para lo cual según Carrascosa, «se contará con profesionales altamente cualificados del Centro del Patrimonio Mundial de París».

Por su parte, Mayor Zaragoza aseguró que los ideales de paz, justicia y solidaridad que promueve la Unesco «dependen de la solidaridad» y que el funcionamiento de los centros «dependen de la complicidad de las instituciones», al tiempo que abogó por la comunicación «como la solución para la mayoría de los problemas», instando a la sociedad a legar a las generaciones futuras «un espacio social, cultural, medioambiental y ético menos sombrío del actual».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí