GRANADA, 30 (EUROPA PRESS)

La primera vista oral prevista mañana en el Juzgado de lo Mercantil de Granada por el caso ‘Jamones Fernando’ se ha anulado después de que el titular del juzgado estimara la petición de los acreedores del embargo cautelar de las otras dos empresas del Grupo Fernando, ‘La despensa de la Alpujarra’ y ‘Comercial Alimentaria de Trevélez’, hasta ahora sin ninguna medida judicial.

Según informó a Europa Press el letrado de la mayoría de los afectados, Antonio Sánchez, las partes iban a mantener una audiencia para analizar la documentación y reiterar al juzgado el abrir el concurso necesario a las otras dos empresas para, tras analizar las condiciones patrimoniales, decidir si es viable y así reflotarla, tal como pretenden todas las partes, o si por el contrario es necesario vender sus bienes para pagar a los acreedores.

El Juzgado de lo Mercantil ya decretó el embargo de ‘Jamones Fernando’ y ha intervenido las cuentas bancarias de sus dos propietarios, el administrador Antonio Herrera que desapareció el pasado mes de septiembre supuestamente con 23 millones de euros procedentes de los préstamos de más de 300 vecinos, y su mujer y coadministradora, Concepción Gallegos.

Sánchez aseguró que el objetivo de los afectados «ha sido desde el principio unificar la quiebra de todas las empresas del Grupo y traerlas al concurso», ya que a su juicio, «todas estaban tan relacionadas que muchos de los créditos solicitados por ‘Jamones Fernando’ fueron avalados con el patrimonio de las dos restantes».

Asimismo, recordó que «a medio o corto plazo» la empresa planteará previsiblemente un convenio para reflotar la empresa que podría ser admitido por los acreedores. Hasta el momento, se han registrado más de 250 denuncias contra el empresario huido distribuidas en diferentes distritos judiciales, tanto por la vía penal como al civil, en demanda tanto por el dinero prestado a cambio de un alto interés, como por los jamones que dejaron en depósito en los secaderos de la empresa que no han sido devueltos.

El Juzgado de lo Mercantil nombró a dos administradores oficiales para la empresa jamonera a fin de aclarar su situación patrimonial, que a su vez nombraron al nuevo gerente de la misma, a la espera de que los afectados elijan al administrador que los represente una vez que se concrete el número de acreedores.

Por otra parte, la madre del jamonero desaparecido, que sostiene que huyó por estar amenazado de muerte, denunció su desaparición en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Orgiva, donde prestó declaración recientemente asegurando desconocer su paradero. Este mismo juzgado decretó la orden de busca y captura y en los próximos días llamará a declarar a trabajadores de confianza del empresario a fin de esclarecer su desaparición.

Un total de 250 vecinos han constituido la Plataforma ‘Afectados de Jamones Fernando’ que ya se ha manifestado frente a la sede judicial de Orgiva, en la Alpujarra granadina, y ante la empresa, protesta que derivó en un incidente con los familiares del propietario.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí