El juez de Menores, Emilio Calatayud, señala las cifras «alarmantes» en los casos de violencia contra las mujeres y pide solidaridad

GRANADA, 25 (EUROPA PRESS)

Unas 200 personas se concentraron a mediodía de hoy en la Plaza del Carmen del Ayuntamiento de Granada para rendir un homenaje a las cuatro víctimas de la violencia de género que este año se han contabilizado en Granada, bajo un gran lazo blanco prendido en el balcón del Consistorio y una pancarta en la que se leía el lema «Contra la Violencia a las Mujeres» han escuchado el manifiesto leído por el juez de Menores, Emilio Calatayud.

En el manifiesto de condena a la violencia contra las mujeres, se señaló que este tipo de violencia es «un problema social de gran amplitud que atenta gravemente contra la salud, la vida y la dignidad femenina, y que es incompatible con una cultura de igualdad y respeto».

En declaraciones a los periodistas, Calatayud señaló que las cifras de mujeres muertas a manos de sus esposos, novios, compañeros sentimentales o ex compañeros son «alarmantes», y consideró que es necesario la solidaridad y la colaboración ciudadana como vía para la solución al problema de la violencia de género.

Además, el juez granadino manifestó que en la solución de este problema «todo es educación, colaboración ciudadana y solidaridad» y señaló que «es bueno que las cosas que pasaban antes de puertas para dentro se conviertan en dominio público», haciendo hincapié en «el compromiso que tenemos toda la sociedad para poner en evidencia estas situaciones de abuso que se dan con demasiada frecuencia».

A la vez recordó que «cuando se atenta contra una mujer también se atenta contra el resto de la sociedad» y señaló que estas «cifras alarmantes», demuestran que «aunque se ha avanzado en muchas cosas, seguimos siendo todavía en otras prehistóricos», ya que no se ha avanzado en formación y educación para abordar esta problemática, argumentó el juez.

Durante la concentración se recordó que en lo que va de año 75 mujeres han perdido la vida en España víctimas de la violencia de género, cuatro de ellas en Granada, Ana López (Guadix), Encarnación Rubio (Cúllar Vega), Casimira Martínez (Huéscar) y Betty de Jesús Velasquez (Granada), y por las que se guardó un minuto de silencio.

En el manifiesto, Calatayud hizo un llamamiento a la ciudad de Granada para que las mujeres no toleren ningún agravio a su dignidad e integridad y para que los hombres asuman su responsabilidad en la erradicación de la violencia contra las mujeres.

Así, también se hizo un llamamiento a las instituciones públicas para que establezcan y hagan efectivas las medidas e instrumentos contra la violencia.

Por su parte, el alcalde de Granada, José Torres Hurtado, lanzó un mensaje pidiendo que «no se vuelva a repetir más daño a la mujeres por violencia de género» y afirmó que «tengo la enorme pena de guardar un minuto de silencio en el pleno porque todos los meses hay algún acontecimiento desgraciado por este tema».

Torres Hurtado pidió además «entendimiento y que en el futuro no vuelva a haber violencia de género». En la concentración estuvieron presentes representantes de todos los grupos municipales en el Ayuntamiento de Granada, así como asociaciones de mujeres como el Grupo Motor de Mujeres de La Chana y la Federación provincial de Asociaciones de Mujeres ‘María Lejárraga».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí