GRANADA, 24 (EUROPA PRESS)

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha rebajado de 15 a 12 años la pena de prisión impuesta por un jurado popular a Dionisio A.G., alias ‘El Dioni’, por la muerte del joven jienense Luis Romero en las fiestas del Corpus 2002, al considerar que incurrió en un delito de homicidio y no asesinato, aunque mantiene la indemnización para los padres de la víctima en 150.000 euros.

La Sala de lo Civil y Penal del TSJA estima parcialmente el recurso de apelación presentado por la defensa e íntegramente el del Ministerio Fiscal, que durante el juicio, celebrado el pasado mes de junio en la Audiencia Provincial, calificó los hechos como constitutivos de un delito de homicidio con la atenuante analógica de trastorno de conducta antisocial.

Según el alto tribunal andaluz, «la muerte de la víctima fue el resultado de una agresión anunciada y previsible desde el instante en que ambos se enzarzaron en una discusión violenta», apreciándose «posibilidades de defensa para la víctima y riesgos para el agresor», por lo que descarta la alevosía esgrimida por el jurado.

El magistrado acusa al jurado de confundir «alevosía con animus necandi y no disponer de prueba alguna para motivar su veredicto», lo que a su juicio, «es lógico si se tiene en cuenta que la proposición que al respecto se le hizo no consistía más que en un juicio de valor». En este sentido, asegura que el argumento en cuanto a la existencia de la alevosía en su modalidad de súbita e inesperada «es abierto, débil o indeterminado y no resulta compatible con la secuencia de los hechos».

Estos hechos se remontan a la madrugada del 30 de mayo de 2002, cuando víctima y agresor iniciaron una discusión, al parecer por celos, en el interior de la caseta de ‘Los 40 Principales’ en las fiestas del Corpus de Granada, pelea que continuó en la calle y que degeneró en una mutua agresión física.

Dionisio, de 31 años y con numerosos antecedentes penales, sacó entonces una navaja de grandes dimensiones y le asestó nueve puñaladas a la víctima, que murió horas más tarde en el Hospital de Traumatología de Granada por schok hipovolémico. El acusado, que estuvo un año huido de la justicia, negó en todo momento durante la vista oral que fuera el autor material de las puñaladas, apuntando a terceras personas presentes en la pelea.

El Ministerio Fiscal solicitó 12 años por un delito de homicidio, frente a la acusación particular ejercida por los padres del difunto que pidieron 17 años y una indemnización de 180.000 euros. Finalmente, la indemnización queda fijada en 150.000 euros y en 12 años la pena de cárcel.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí