GRANADA, 23 (EUROPA PRESS)

Los administradores nombrados por el juez de lo Mercantil de Granada para aclarar la situación patrimonial de la empresa alpujarreña ‘Jamones Fernando’ han elegido al empresario granadino Manuel Herrera nuevo director gerente de la sociedad anónima, después de que su propietario huyera supuestamente con 23 millones de euros procedentes de los préstamos de más de 300 vecinos.

Según informó a Europa Press el abogado de la mayoría de los afectados, Antonio Sánchez, los administradores se reunieron hoy con los vecinos para informarles de la actuación que han realizado hasta el momento desde su nombramiento en los primeros días de este mes y presentarles oficialmente al nuevo director gerente, «un granadino con amplia experiencia en el sector empresarial».

En los próximos días se procederá al nombramiento de un tercer interventor judicial, en representación de los afectados. Asimismo, se les ha informado a los acreedores de que se ha abierto el plazo para que se personen en el concurso incoado por el Juzgado de lo Mercantil, «especialmente por la gente que reside fuera de la provincia o la comunidad autónoma».

Los afectados mostraron hoy su confianza en poder reflotar la empresa y alcanzar un acuerdo con todas las partes cuando se «aclare la situación patrimonial de la misma». Hasta el momento el Juzgado de lo Mercantil ha embargado las cuentas de la empresa, aprobando un embargo cauteler de los inmuebles incluido el edificio principal de la jamonera, así como las cuentas del administrador desaparecido, Antonio Herrera, y la de su mujer, Concepción Gallegos, como coadministradora, llegando a pedir a 13 entidades bancarias que bloqueen las cuentas, tal como avanzó hoy el diario Ideal.

Hasta el momento, se han registrado más de 250 denuncias contra el empresario huido distribuidas en diferentes distritos judiciales, tanto por la vía penal como al civil, en demanda tanto por el dinero prestado a cambio de un alto interés, como por los jamones que dejaron en depósito en los secaderos de la empresa que no han sido devueltos.

Antonio Herrera, actual propietario y gerente, desaparecido el pasado 9 de octubre por causas que aún se investigan, heredó la empresa en los años 50 y desde entonces ha continuado con la tradición familiar con una exportación nacional e internacional de más de 120.000 jamones anuales, aproximadamente, productos que cuentan con la Denominación Específica de Calidad del Jamón de Trevélez de cuyo Consejo Regulador forma parte la empresa.

La fama de los jamones de Trevélez, que con sus 1.500 metros de altitud está considerado el pueblo más alto de Europa, se remontan a 1862 cuando la reina Isabel II le otorgó al Ayuntamiento de la villa el privilegio de estampar en ellos el ‘Sello de la Corona’.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí