CC.OO no iniciará acciones legales al comprobar que la empresa cumplía con la normativa y contaba con personal cualificado

GRANADA, 23 (EUROPA PRESS)

El sindicato UGT en Granada pedirá a la Subdelegación del Gobierno que tome las «medidas oportunas» para saber las causas que motivaron el accidente laboral que produjo heridas a cuatro operarios tras una quema controlada de explosivos en las obras de la Autovía del Mediterráneo en Almuñécar, «ante la posibilidad de que se haya incumplido el reglamento de explosivos», según informó a Europa Press el secretario general de MCA-UGT en Granada, Francisco Ruiz Ruano.

Por su parte, el secretario general del sector de la construcción de CC.OO en Granada, Francisco Quirós, señaló a Europa Press que desde este sindicato no se emprenderá ningún tipo de acciones legales al comprobar que la UTE encargada de las obras cumple con la normativa en seguridad laboral, está dentro de la legalidad y cuenta con personal cualificado en la manipulación de explosivos.

En el caso de UGT, se ha activado el protocolo a seguir cuando suceden accidentes laborales, interponiendo la correspondientes denuncias ante la Fiscalía y la Inspección de Trabajo, según indicó Ruiz Ruano, a la vez que en este caso se han puesto los hechos en conocimiento de la Subdelegación, «al objeto de saber porque en la destrucción de ese material se produce una detonación en vez de una deflagración».

UGT recabó información directamente del director de la obra, encargada a una UTE en la que se encuentra las empresas Obras Subterráneas, AZVI y Ploder, que ha transmitido al sindicato la cualificación del trabajador responsable de los explosivos, que es artificiero, y que se tomaron por parte de la empresa todas las medidas de seguridad oportunas en materia de seguridad.

Así, el sindicato señala que el explosivo que su utilizó es de la familia de las dinamitas, concretamente goma-2 y, por ello, desde UGT se está investigando por que detonó el explosivo en vez de deflagrar «que era lo que debería haber pasado», apuntó Ruiz Ruano, quien dijo que «cabe la hipótesis de que el explosivo estuviera en mal estado ya que no es un tipo de explosivo que se pueda considerar como de los más estables».

«Desde UGT tenemos muy claro que no podemos admitir bajo ningún concepto que el trabajo que se realiza en las obras de la Autovía suponga un plus grave de peligrosidad añadido y accidentes, que por desgracia en los últimos meses se han producido en estas obras», si bien el responsable del sindicato señala que la orografía de esta zona «no es especialmente proclive a que se desarrolle sin ningún tipo de problemas las obras de ejecución de la Autovía».

Así, señaló que en este año se han producido tres accidentes importantes en las obras de esta autovía, con dos muertos y tres heridos graves. El primero de ellos, el pasado 20 de febrero en el túnel de Nerja-La herradura, con un muerto y, el segundo, el pasado 10 de septiembre en el túnel del Acebuchal, con el resultado de un muerto y tres heridos graves.

Ruiz Ruano pidió ante estos accidentes que se cumplan los planes de seguridad y las medidas de precaución que deben tener en este tipo de obras, porque «vemos inexplicable que en las obras de la autovía del Mediterráneo se estén planteando unos niveles de siniestralidad de una magnitud tan alta».

Sin embargo, el sindicato CC.OO no va a emprender ninguna acción una vez que el propio Francisco Quirós se ha desplazado hasta el lugar de la explosión para investigar lo ocurrido y recabar información, de la que, según dijo, se desprende que «la UTE cumple con la normativa en materia de seguridad laboral».

Por ello, Quirós señaló que esta empresa «cumple con toda la normativa vigente y el personal que maneja los explosivos es cualificado», ya que aseguró que cuentan con «un carné especial tramitado por Industria», manifestando que los trabajos para la quema controlada de explosivos realizados ayer «se hicieron como en ocasiones anteriores y además tomando todas las medidas correspondientes con una pantalla de tierra y con un cerramiento del lugar».

Quirós dijo que aún están por determinar las causas que provocaron la explosión en vez de la deflagración y que provocaron heridas a cuatro operarios, dos de los cuales ya han sido dados de alta, estando los otros dos en observación en el hospital Santa Ana de Motril a la espera de recibir el alta en un plazo de dos días.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí