BARCELONA, 18 (EUROPA PRESS)

Una exposición que se puede ver desde hoy en el Museu d’Història de Catalunya muestra la relación personal y artística entre Salvador Dalí y Federico García Lorca. La muestra, que podrá verse hasta el próximo 31 de enero, forma parte de los actos conmemorativos del Año Dalí.

A partir de obras auténticas de Dalí, reproducciones, dibujos, escritos de Lorca y correspondencia entre ambos genios, la muestra pretende mostrar «los fuertes componentes culturales» de la relación entre Dalí y Lorca y «las visitas» del poeta a Catalunya, más allá de su amistad, según explicó hoy el director del Museo, Jaume Sobrequés.

Sobrequés, quien lamentó que en ocasiones «se haya frivolizado» con «el contenido» de la relación entre el artista y el poeta, aseguró que Lorca es también «patrimonio del pueblo» y la «cultura catalana», ya que se relacionó con conocidos personajes de la vida cultural de Catalunya de los años 20 y 30.

La exposición, que lleva como título ‘La persistencia de la memoria’, no constituye una muestra «artística» sino dos biografías paralelas que dan a conocer «los elementos de contacto y de separación» entre los dos artistas y el resultado creativo fruto de su relación, según explicó la comisaria de la muestra, Vinyet Panyella.

La muestra cuenta con fotografías, escritos, dibujos y manuscritos de Lorca dedicados a Dalí –cedidos por la Fundación Federico García Lorca–, entre los que destaca ‘La Oda a Salvador Dalí’, publicada en abril de 1926 en la Revista de Occidente en uno de los momentos más intensos de su amistad.

Por contra, un dibujo del poeta titulado ‘El beso’ (1927), que contrapone las caras de los dos artistas, muestra un profundo sentimiento de tristeza, ya que fue en verano de este año cuando empezaron las crisis en la relación entre los dos artistas.

UNA OBRA INEDITA

En la exposición también se pueden encontrar poemas de Salvador Dalí, reproducciones de sus obras más conocidas y pinturas auténticas. El ‘Retrato de Anna Maria’ (1924), hermana de Dalí, constituye el gran atractivo de la muestra, ya que pertenece a un coleccionista privado y anteriormente sólo se había podido ver en una ocasión.

La muestra repasa la biografía paralela de los dos artistas dividida en cinco etapas. Tras manifestar muy pronto una vocación artística, Dalí y Lorca se conocen en 1922 en la Residencia de Estudiantes de Madrid, lo que permite al pintor ampurdanés entrar a formar parte del círculo de amigos del poeta.

La exposición exhibe fotografías de los dos artistas y frases que Dalí dedicó a su mejor amigo en los años más intensos de su amistad, entre 1925 y 1927, «cuando Lorca se convierte en su gran confidente», según recordó la comisaria. Es entonces cuando el pintor ampurdanés se sitúa en la primera línea del arte catalán con dos exposiciones individuales en las Galerías Dalmau.

DISTANCIAMIENTO

Sin embargo, un año después, en 1928, empiezan las discrepancias entre Lorca y Dalí, que se reflejan en la obra ‘Cenicitas’, de la cual se puede ver una reproducción en la exposición. Esta pintura muestra toda la iconografía sexual de la época y el «tormento interior» por el que atraviesa el artista, según explicó Panyella.

El distanciamiento entre los dos genios se acentúa a raíz de la aproximación de Dalí al surrealismo y la publicación del ‘Romancero Gitano’ de Lorca, que el pintor criticó duramente. La irrupción de Gala en 1929, así como la amistad de Dalí con Luis Buñuel, marcan el punto de inflexión en la relación personal entre los dos amigos, tal y como reflejan distintas fotografías y documentos.

A raíz de esta situación, los dos artistas viajan por Europa y América. Dalí triunfó en París y Nueva York mientras Lorca representó con éxito su teatro en Estados Unidos, Cuba y Sudamérica, lo que se refleja en la muestra con textos y fotografías. Los dos artistas volvieron a reencontrarse en 1935 en Tarragona y un año más tarde Lorca fue asesinado. Tras la muerte del poeta, Dalí siempre lo tuvo presente en sus obras.

La exposición está basada en el análisis de la relación entre los dos artistas tratada por distintos autores desde los años 60 y especialmente en la aportación de Rafael Santos Torroella, quien entró a fondo en la obra de Dalí a partir del estudio de su amistad con Federico García Lorca.

Tras su paso por el Museu d’Història de Catalunya, la exposición tiene previsto recorrer distintas localidades catalanas, según explicó la propia comisaria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí