ARMILLA (GRANADA), 18 (EUROPA PRESS)

Medio centenar de trabajadores del Ayuntamiento de Armilla (Granada) se concentraron sobre las 10.00 horas de hoy frente a las puertas del Consistorio para apoyar el encierro que desde mediodía de ayer mantienen los nueve miembros del Comité de Empresa en reclamación de un convenio laboral que incluya una subida salarial en torno al dos por ciento sobre el salario base, así como la equiparación laboral con funcionarios de otras administraciones públicas.

Según informó a Europa Press el presidente del Comité de Empresa del Ayuntamiento de Armilla, Miguel Mata, el encierro se mantendrá hasta las 15.00 horas de mañana, fecha límite establecida por los representantes de los trabajadores para recibir una respuesta del equipo de Gobierno, que de ser negativa «podría dar lugar a una huelga indefinida».

Mata aseguró que los nueve miembros del comité, ocho de UGT y uno de CC.OO, están dispuestos a «dialogar» para no llegar a esos «extremos». El portavoz del grupo municipal, Gabriel García Cañavate (PSOE), se reunirá con ellos en las próximas horas, después de que los cinco encuentros mantenidos con la concejal de Personal de Armilla, Dina Romero, hayan sido infructuosos.

Los funcionarios exigen que el convenio se revise anualmente como hasta ahora y no a tres años vista como desea el equipo de Gobierno, atendiendo, sobre todo, a un posible cambio en el comité de empresa –con dos años de vigencia– y al equipo de Gobierno, ante las próximas elecciones municipales. Esperan que el documento incluya algunas de las condiciones laborales «que disfrutan los trabajadores de Diputación, de la Junta de Andalucía o del Gobierno central».

Entre las reclamaciones se encuentra una subida en torno al dos por ciento sobre el salario base, el 0,74 por ciento más en pagas extras, el 0,5 más en planes de pensiones, el reconocimiento del ‘plus’ de nocturnidad y de las jornadas partidas, y algunas mejoras sociales, que los equipare con el resto de los funcionarios.

Por su parte, Gabriel Cañavate aseguró a Europa Press «estar abierto a la negociación», pero indicó que «no es posible equiparar las condiciones laborales de todas las administraciones porque cada una es un mundo y se rige por convenios totalmente distintos».

Cañavate, que no quiso entrar a valorar la subida salarial reclamada «hasta no hablar con los representantes sindicales», recordó que el actual convenio colectivo está en vigor hasta el 31 de diciembre.

Tras mantener una asamblea con los funcionarios del Ayuntamiento, los miembros del Comité de Empresa decidieron encerrarse en las dependencias municipales y participar en el pleno municipal celebrado ayer en representación de los 260 trabajadores que tiene el Consistorio. Medio centenar de ellos apoyaron hoy el encierro durante la hora del desayuno para evitar que el paro les sea descontado del sueldo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí