GRANADA, 17 (EUROPA PRESS)

La madre del propietario de la empresa ‘Jamones Fernando’ que supuestamente huyó el pasado 9 de octubre con 23 millones de euros, Sagrario G.R., declarará hoy en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Orgiva (Granada) en calidad de testigo, según informaron a Europa Press fuentes del caso.

Sagrario interpuso una denuncia ante la Guardia Civil de Trevélez solicitando que el juzgado requiriera la declaración de varias personas allegadas a su hijo, Antonio Herrera, «al sospechar que podría haber huido al ser amenazado de muerte», frente al rumor popular, no confirmado por los responsables de la investigación, de que se encuentra en algún país de Europa del Este con su amante. Se trata de la «única» denuncia formulada por su desaparición con el «fin único y concreto» de localizar su paradero.

Al parecer, el dueño de Jamones Fernando, que cuenta con tres saladeros-secaderos, la distribuidora Comercial Alimentaria de Trevélez, S.A., y dos tiendas gastronómicas, La Despensa de la Alpujarra, en Trevélez, y Al-Andalus, en la localidad costera de Motril, huyó del país con 23 millones de euros procedentes en su mayoría de préstamos realizados por particulares y algunas empresas del Levante.

Según informó a Europa Press el abogado de la mayoría de los afectados, unos 230, Antonio Sánchez, el primer paso fue instar al juzgado a que declarase en quiebra a la empresa ‘Jamones Fernando’. La familia del empresario presentó un concurso voluntario reconociendo su incapacidad para hacer frente a la cuantiosa deuda, aunque fue rechazado por el juez por defecto de forma.

Hasta el momento, se han registrado más de 250 denuncias contra el empresario huido distribuidas en diferentes distritos judiciales, tanto por la vía penal como al civil, en demanda tanto por el dinero prestado a cambio de un alto interés, como por los jamones que dejaron en depósito en los secaderos de la empresa que no han sido devueltos.

Más de 200 vecinos, constituidos en la Plataforma de Afectados de Jamones Fernando, se manifestaron el lunes frente a la empresa y al juzgado de Orgiva, para reclamar «justicia» y el que la situación de quiebra se haga extensiva al resto de las filiales del Grupo Fernando, algo que podría darse a corto o medio plazo, según las fuentes consultadas. La manifestación vivió momentos de tensión por el enfrentamiento entre vecinos y familiares del empresario.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí