El juzgado reclama una lista de llamadas y los últimos movimientos bancarios del empresario de Trevélez para localizarlo

ORGIVA (GRANADA), 17 (EUROPA PRESS)

La madre del propietario de la empresa ‘Jamones Fernando’ que supuestamente huyó el pasado 9 de octubre con 23 millones de euros, Sagrario G.R., declaró hoy como testigo durante más de una hora en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Orgiva (Granada) donde dijo desconocer el paradero de su hijo, instando al juez a pedir la declaración de dos hombres de confianza de la empresa, el encargado de uno de los secaderos y el de la Comercial Alimentaria de Trevélez.

Según informó a Europa Press su abogado, Miguel Ruiz de Almodóvar Sel, Sagrario aseguró desconocer los «entresijos» del negocio, aunque apuntó que le pareció «extraño» que en los últimos tiempos «la empresa realizara inversiones muy por encima de sus posibilidades en un momento no especialmente bueno».

Sin embargo, subrayó que su interés no era económico sino el de localizar a su hijo y conocer las causas de su desaparición, al sospechar que podría haber huido tras ser amenazado de muerte, frente al rumor popular, no confirmado por los responsables de la investigación, de que se encuentra en algún país de Europa del Este con su amante.

Sagrario interpuso una denuncia ante la Guardia Civil de Trevélez solicitando que el juzgado requiriera la declaración de varias personas allegadas a su hijo, Antonio Herrera, la única formulada por su desaparición con el único fin de localizar su paradero. Hasta el momento, han prestado declaración su nuera y el apoderado de la empresa, Jorge Ruiz, aunque la mujer pide que la medida se haga extensiva a dos hombres de confianza.

Uno de ellos, encargado de uno de los tres secaderos que tiene la empresa en Trevélez, fue quien le dijo que «su hijo se había tenido que ir por estar amenazado de muerte». El segundo, encargado de la comercial, J.A.A., contactó con ella para devolverle una cartera llenas de tarjetas de crédito y comunicarle que su hijo se había marchado dejando 40 décimos de Lotería Nacional sin pagar.

LLAMADAS Y MOVIMIENTOS BANCARIOS

A raíz de la denuncia de Sagrario, que fue archivada y posteriormente reabierta ante la aportación de nuevas pruebas, el juez instructor del caso ha solicitado un listado de llamadas efectuadas y recibidas de ocho teléfonos móviles y un fijo entre el 1 de septiembre y el 11 de noviembre, supuestamente de allegados de Antonio Herrera, así como información de sus movimientos bancarios, para dar con su paradero.

Por su parte, el Juzgado de lo Mercantil de Granada aprobó la pasada semana el nombramiento de dos administradores oficiales para la empresa jabonera a fin de aclarar la situación patrimonial de la sociedad limitada de Trevélez, y en los próximos días nombrará a un tercero, el representante de los acreedores, a la espera de que se conozca con exactitud el número total de afectados por el supuesto fraude.

Al parecer, el dueño de Jamones Fernando, que cuenta con tres saladeros-secaderos, la distribuidora Comercial Alimentaria de Trevélez, S.A., y dos tiendas gastronómicas, La Despensa de la Alpujarra, en Trevélez, y Al-Andalus, en la localidad costera de Motril, huyó del país con 23 millones de euros procedentes en su mayoría de préstamos realizados por más de 200 particulares particulares y algunas empresas del Levante.

Hasta el momento, se han registrado más de 250 denuncias contra el empresario huido distribuidas en diferentes distritos judiciales, tanto por la vía penal como al civil, en demanda tanto por el dinero prestado a cambio de un alto interés, como por los jamones que dejaron en depósito en los secaderos de la empresa que no han sido devueltos.

Más de 200 vecinos de la Alpujarra, constituidos en la Plataforma de Afectados de Jamones Fernando, se manifestaron el pasado lunes ante la empresa y los juzgados para pedir «justicia», protagonizando escenas de tensión con familiares de la esposa de Herrera. El abogado de la madre, aseguró que Sagrario «no sale de casa» y está «muy preocupada» por el «cariz violento que están tomando las cosas».

Antonio Herrera, actual propietario y gerente, heredó la empresa en los años 50 y desde entonces ha continuado con la tradición familiar con una exportación nacional e internacional de más de 120.000 jamones anuales, aproximadamente, productos que cuentan con la Denominación Específica de Calidad del Jamón de Trevélez de cuyo Consejo Regulador forma parte la empresa, una de las más importantes de la Alpujarra granadina.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí