GRANADA, 15 (EUROPA PRESS)

El Partido Popular anunció hoy que va a emprender acciones legales por la vía penal y contencioso administrativa contra las personas que impidieron que se celebrase la moción de censura firmada por PP, IU y PSOE el pasado sábado en la localidad granadina de Cogollos Vega.

En un comunicado remitido a Europa Press, el PP informó que se abrirá en primer lugar, un proceso por la vía penal por «las coacciones, insultos y amenazas» contra los corporativos populares y por atentado contra el libre ejercicio de los Derechos Políticos.

Además, considera que podría existir «una posible prevaricación» por parte del alcalde saliente, Francisco Luzón, «al provocar a sabiendas que los concejales firmantes de la moción no pudiesen entrar al Consistorio», que según sostiene «queda constatado por la aparición de diversos pasquines incitando a los vecinos a impedir que prospere la moción de censura», hecho por el que irán también a la vía penal.

Asimismo, el PP va a recurrir por vía de lo Contencioso-Administrativo todos los acuerdos adoptados por Francisco Luzón y los dos concejales de su grupo (GIC) en el transcurso del pleno que finalmente celebraron en solitario el pasado día 13 de noviembre.

Además, el PP no entiende que, ante tal ambiente de crispación previo al día de la moción, la Subdelegación del Gobierno enviase «tan solo» tres guardias civiles (a partir de las 12.30 horas aparecieron cuatro agentes más) para garantizar que se cumplan los derechos fundamentales de los ciudadanos.

Así, denuncian que solicitaron al subdelegado del gobierno, Antonio Cruz, una dotación policial suficiente para asegurar la celebración del pleno y la integridad física de todos los ediles.

Por ello, el PP va a exigir responsabilidades políticas al subdelegado y estudiará la posibilidad de emprender acciones legales «por una dejación de funciones que posibilitó una quiebra a la democracia».

El partido indicó que los agentes presentes, a pesar de sus esfuerzos, no pudieron impedir que los concejales populares fuesen «insultados, amenazados, e incluso zarandeados por el grupo de alrededor de cien personas que bloqueaban la entrada al Consistorio de Cogollos Vega».

Los vecinos tomaron el Ayuntamiento de Cogollos Vega para impedir que prosperara la moción de censura firmada por los concejales del PP, IU y PSOE contra el alcalde, el independiente Francisco García Luzón, impidiendo la entrada de los concejales de la oposición y facilitándosela a la actual corporación municipal, que en solitario, votó en contra de la propuesta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí