Los diez acusados de defraudar a Hacienda 5,6 millones de euros en la venta de carburante declararán mañana

GRANADA, 9 (EUROPA PRESS)

Las defensas de los diez acusados por el caso del fraude fiscal millonario presuntamente cometido por la empresa ‘Hidrocarburos Andaluces’ de Albolote (Granada) en 1996 solicitaron hoy durante la primera vista oral del juicio, iniciado tras tres aplazamientos, la nulidad de todo el procedimiento al considerar que el juez instructor inició la investigación a instancias de la Agencia Tributaria antes de que se produjera la supuesta comisión del delito, lo que, a juicio de los letrados, supone una «clara vulneración del principio de legalidad procesal y del derecho a la presunción de inocencia».

El juicio, cuya conclusión está prevista para el 12 de noviembre, continuará mañana con la declaración de diez de los veinte acusados inicialmente, ya que la mitad fueron exonerados de responsabilidad penal después de que tanto el Ministerio Fiscal como el abogado del Estado retiraran los cargos contra ellos a la luz de nuevas pruebas incorporadas al procedimiento. Algunos de los letrados defensores ya anunciaron hoy la posibilidad de que sus clientes se acojan mañana a su derecho constitucional a no responder a las preguntas de la acusación.

En esta primera sesión, las defensas formularon hasta seis cuestiones previas solicitando la anulación del procedimiento, total o parcial, entre ellas, la anulación de las escuchas telefónicas autorizadas por el juzgado durante la fase de instrucción, así como las transcripciones y las pruebas de cargo basadas en ellas, al considerar que la medida, que calificaron de «ilegal», careció del preceptivo «control judicial» y fue «desproporcionada».

Las escuchas se realizaron entre marzo y agosto de 1996 a 46 teléfonos fijos y móviles, lo que dio lugar a 60 cintas de ocho horas de duración cada una, según los letrados, quienes señalaron que el juez «llegó a plantear la posibilidad de intervenir los teléfonos de una calle entera del Polígono de Cartuja».

El abogado del Banco Popular, único responsable civil subsidiario, solicitó la nulidad del auto de apertura oral por la no inclusión de otras cuatro sociedades, entre ellas Hidrocarburos Andaluces, como posibles responsables civiles, adhiriéndose así a la petición previa formulada por el Abogado del Estado, la única presentada por las acusaciones, y que fue rechazada por el fiscal y todas las defensas.

El titular del Juzgado de lo Penal 3 no se pronunció sobre estas cuestiones previas y acordó resolverlas «en vista de su complejidad» en la sentencia, lo que motivó la protesta de los abogados defensores.

Los diez acusados se enfrentan a penas que oscilan entre los tres y los cuatro años de prisión, multas millonarias y una indemnización a la Agencia Tributaria de casi seis millones de euros por delitos continuados de falsedad en documento oficial y mercantil y contra el mercado, los consumidores y la Hacienda Pública.

El pasado 5 de febrero las partes llegaron a un principio de acuerdo, roto de forma unilateral por Hacienda que decidió ir a juicio, por el que los acusados se comprometían a devolver la mitad de lo defraudado, unos tres millones de euros, sin perjuicio de que las arcas del Estado pudieran seguir ejecutando acciones por la vía administrativa hasta recabar el total supuestamente defraudado.

El Fiscal mantiene que la empresa ‘Hidrocarburos Andaluces’ defraudó casi seis millones de euros a la Agencia Tributaria después de vender en menos de dos meses más de 20 millones de litros de gasóleo a precio inferior al mercado, eludiendo así el pago de los impuestos que gravan los combustibles, entre marzo y abril de 1996.

El supuesto fraude empezó a investigarse en esas fechas y tras ocho años llegó a los juzgados granadinos –las pruebas documentales llegaron a ocupar una habitación– después de que la Audiencia Nacional se inhibiera en diciembre de 2002 de la competencia de juzgarlo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí