GRANADA, 5 (EUROPA PRESS)

La Audiencia de Granada ha condenado a tres años de prisión por un delito consumado de lesiones y otro de tenencia ilícita de armas a un joven granadino de 28 años de edad, Rafael D.G., quien reconoció durante el juicio haber disparado con una pistola semiautomática a un individuo el pasado mes de enero en el barrio del Sacromonte, tras discutir con él por una deuda económica pendiente.

El Ministerio Público solicitaba inicialmente siete años de cárcel al considerar que incurrió en un delito de homicidio en grado de tentativa al poner en peligro la vida de la víctima, David O.L., a la que hirió en el muslo izquierdo, «de no haber mediado una pronta intervención médica».

Sin embargo, ambas partes llegaron a una conformidad durante la vista oral, y después de que el acusado reconociera la autoría de los hechos, el fiscal modificó sus conclusiones definitivas rebajando cuatro años la pena, sosteniendo que las heridas «no fueron de riesgo al no afectar a órganos vitales», y aumentando en mil euros la indemnización inicialmente solicitada para la víctima, en total 2.700 euros por heridas y secuelas.

Según la sentencia, aceptada de conformidad por el acusado, los hechos sucedieron sobre las 19.00 horas del pasado 17 de enero en calle Vereda de En Medio del Sacromonte cuando el agresor, padre de una hija de corta edad, le reclamó a la víctima un dinero que le debía. Tras mantener una discusión, el joven disparó con una pistola automática de nueve milímetros, de la que carecía de licencia, deshaciéndose después del arma que aún no ha sido localizada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí