El grupo municipal socialista de la capital rechazará la aprobación de las ordenanzas fiscales por ser un modelo «injusto y regresivo»

GRANADA, 28 (EUROPA PRESS)

El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Granada denunció hoy que existe un déficit de tesorería tras la liquidación del presupuesto del ejercicio 2003 superior a 2,6 millones de euros y que el Ayuntamiento lo ha ocultado desde el mes de agosto, según informó el concejal socialista, Carlos Hita.

En rueda de prensa, Hita también anunció el rechazo de su grupo a la aprobación de las nuevas ordenanzas fiscales por considerarlas un modelo «injusto y regresivo» que «va a exigir a los ciudadanos de Granada un esfuerzo fiscal muy considerable».

En relación a la liquidación del presupuesto de 2003, el concejal señaló que se arroja un déficit de tesorería negativo de más de 2,6 millones de euros, algo que, según dijo, «está oculto desde el mes de agosto».

Ante esta situación, el PSOE estimó que el equipo de gobierno en el Ayuntamiento «tendría que haber hecho esfuerzos presupuestarios para producir ahorros en el resto del ejercicio de 2004 para paliar este déficit de tesorería».

Por otro lado y tras analizar en profundidad el borrador de ordenanzas fiscales, Hita señaló que la concejal de Economía y Hacienda, Isabel Nieto, «soltó el trueno gordo para ocultar los otros cohetes y se calló datos para amortiguar el impacto tributario real que supone para los ciudadanos de Granada las nuevas ordenanzas fiscales».

Así, según el PSOE, el IBI va a subir de forma genérica alrededor del 34 por ciento, ya que, según explicó el edil socialista, «las bases del valor catastral del que se aplica el IBI subirá un 3,2 por ciento y habrá ciudadanos que pagarán hasta un 80 por ciento más en sus recibos del Impuesto de Bienes Inmuebles».

Además, denunció que las tasas de basura «subirán considerablemente por la reducción de categorías de calles», indicando que «habrá ciudadanos que vivan en calles del Albaicín, Cartuja, Zaidín, Chana, cuyos recibos puedan subir hasta un 21 por ciento mientras que calles de primera categoría como Recogidas, Reyes Católicos o Gran Vía, sólo tengan un incremento del 0,22 por ciento».

Por ello, el PSOE recalcó que «el esfuerzo fiscal que se va a exigir a los ciudadanos de Granada con este modelo va a ser muy considerable», y señaló que «no existe un modelo tributario».

Así, Hita calificó al nuevo modelo de ordenanzas como «absolutamente injusto y regresivo» y subrayó su «valor simplemente recaudatorio como consecuencias de la insuficiencias en la gestión del equipo de gobierno».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí