A los dos narcotraficantes que simularon la muerte para eludir la cárcel la Audiencia impone penas de dos años de prisión

GRANADA, 28 (EUROPA PRESS)

La sección primera de la Audiencia Provincial de Granada ha condenado a los dos abogados implicados en el ‘caso Paquitina’, Miguel Angel C.L y Manuel M.V, que consistió en la simulación de las muertes de dos narcotraficantes de droga del Polígono de Almánjayar, a cuatro años y ocho meses de prisión por dos delitos continuados en falsedad de documento público.

Según estima la sentencia facilitada a Europa Press, los dos traficantes, Francisca M.H., alias ‘La Paquitina’, y Juan F.U., son autores de un delito continuado de falsedad en documento público, por los que se les condena a dos años de prisión.

Además de los años de prisión, los dos abogados han sido condenados a multas de 12.000 euros y 21.600 euros, respectivamente. Igualmente la multa para los narcotraficantes es de 4.500 euros. La Audiencia ha condenado al hermano del abogado Manuel M.V. como cómplice del mismo delito a 14 meses de prisión y 2.700 euros de multa.

Este caso de falsificación de certificados de defunción para evitar que dos personas condenadas entren en prisión es único en la historia de los tribunales.

La sentencia considera probado que los abogados urdieron una trama para simular la muerte de estos dos traficantes, para con ello obtener la impunidad de sus clientes, ya que La Paquitina había sido condenada a diez años de prisión y a una multa de 34 millones de euros por una delito de tráfico de cocaína y heroína, y Juan F.U., también estaba procesado en un sumario por tráfico de cocaína.

Para ello, el abogado Manuel M.V., requirió de la colaboración del letrado Miguel Angel C.L., y también la participación de su hermano que trabajaba en su bufete, José Luis M.V. y consiguieron un certificado de defunción de los narcotraficantes, presentándolo posteriormente en el Registro Civil.

La sentencia absuelve a la mujer del narcotraficante, Juana M.A. de un delito continuado de falsedad en documento público, oficial y certificado y del delito de estafa procesal, por el que también quedan absueltos los otros cinco acusados.

En este punto, el de estafa procesal, el Ministerio Público había instado al Tribunal Supremo a que se pronunciara, al considerar que se perjudicó al Estado al dejarse de abonar la cuantiosa multa impuesta a los traficantes, superior a los 200.000 euros, y la devolución de las fianzas dejadas en depósito, lo que según la presente sentencia el Ministerio Fiscal puede mantener dicha pretensión ante dicho alto tribunal «que decidirá de forma más adecuada y con mayor valor que este.

El Ministerio Fiscal había solicitado diez años y ocho meses de cárcel y multas de 23.760 euros para los letrados Manuel M.V., presunto cerebro de la trama, y Miguel Angel C.L., como abogado «testaferro», por dos delitos de falsedad continuada en documento público con la agravante de abuso de confianza y dos estafas procesales.

Para las otras cuatro personas solicitó cinco años y cuatro meses de prisión y el pago de una multa para cada uno de 11.880 euros. Las defensas de todos ellos pidieron la libre absolución de sus clientes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí