GRANADA, 26 (EUROPA PRESS)

El Seprona de la Guardia Civil ha puesto a disposición de la autoridad judicial las actuaciones por la imputación de un vecino de Madrid, J.M.V.G, de 56 años de edad, como presunto autor de un delito de contrabando por la tenencia de dos colmillos de elefante sin que pueda acreditar su procedencia legal y que han sido valorados en 23.000 euros, según informó hoy el Instituto Armado en una nota.

El Seprona localizó los dos colmillos de elefante de más de 1,60 metros de longitud, en el transcurso de una inspección en una taxidermia de la localidad de Albolote (Granada) el pasado día 7 de septiembre.

El propietario de la taxidermia no pudo aportar documentación alguna que acreditara la legal procedencia de los colmillos, alegando que el propietario era un vecino de Madrid que se los había enviado para su restauración, por lo que la Guardia Civil levantó un acta de aprehensión de fauna incluida en CITES (Convenio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres) y dejó depositados los colmillos en la misma taxidermia hasta que fuera investigada la posible ilegalidad de su posesión por tratarse de una especie protegida por la ley.

La Guardia Civil de Granada solicitó al Seprona de la Comandancia de Madrid su colaboración para que se pusieran en contacto con el propietario para que acreditara la entrada de los colmillos en España y la tenencia legal de dichos colmillos, cosa que no pudo hacer, por lo que los guardias civiles procedieron a tomarle declaración en presencia de su abogado como imputado por un presunto delito de contrabando.

A la vista del valor de los colmillos el Seprona de la Guardia Civil puso ayer a disposición judicial a su propietario por un presunto delito contra la Ley Orgánica de Represión del Contrabando, por la tenencia de espécimen prohibido sin acreditar su legal procedencia.

OTRAS ACTUACIONES DEL SEPRONA

Esta operación no es la primera de este tipo que lleva a cabo el Seprona en Granada, que en los últimos dos años ha realizado 36 actuaciones por contravenir el convenio Cites y se han levantado 80 actas de intervención por la posesión ilegal de especies protegidas, entre las que destacan siete monos; 49 pulseras y una cruz de pelo de elefante aprehendidas en sendas joyerías de Granada y Almuñécar, valorados en unos 5.000 euros; dos cocodrilos del Nilo; 49 aves exóticas; 24 collares, cuatro pulseras y dos juegos de pendientes de coral rojo; cinco figuras de coral azul; siete tortugas moras y cinco abanicos de marfil.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí