Por el contrario, incluyen a la comarca onubense de Cartaya en las restricciones impuestas desde el pasado jueves

BRUSELAS, 19 (EUROPA PRESS)

El Comité de la Cadena Alimentaria y del Bienestar de los Animales de la Unión Europea –grupo que reúne a expertos de los Veinticinco– confirmó por unanimidad la decisión de la Comisión Europea de prohibir la exportación de ganado vivo, cabras y ovejas del sur de España. Sin embargo, introdujo pequeñas modificaciones como la decisión de sacar a la provincia de Granada de esta medida.

Bruselas adoptó el pasado jueves esta decisión después de que se detectase dicha enfermedad en varios centros de la localidad gaditana de Jimena de la Frontera. En aquella ocasión, prohibió la venta de ejemplares de estos animales y rumiantes, así como de sus respectivos semen, embriones y ovarios.

Las provincias afectadas fueron Cádiz, Málaga y Sevilla, junto con las comarcas onubenses de La Palma del Condado y de Ayamonte, las cordobesas de Lucena, Montilla y Posada, y las granadinas de la Alhama de Granada y de Loja.

Tras un estudio «en detalle» de la orografía española por parte de los citados expertos, los Veinticinco decidieron hoy sacar a las dos comarcas de Granada de esta prohibición, según informaron fuentes comunitarias a Europa Press. Además, se permitirá la importación de estos animales si provienen de la comarca sevillana de Cazalla de la Sierra.

Por el contrario, se amplió el número de comarcas onubenses. Junto con las dos ya mencionadas –La Palma del Condado y Ayamonte– se incluyó la de Cartaya. En la decisión de hoy no se puso ninguna fecha concreta, por lo que la prohibición se prolongará indefinidamente hasta que una reunión del Comité vuelva a analizar la cuestión.

ANÁLISIS DE BYRNE

El comisario europeo de Sanidad y Protección de los Consumidores, David Byrne, se felicitó ayer por la temprana detección por parte de veterinarios españoles de la enfermedad de la ‘lengua azul’ en varias granjas de rumiantes del sur de España.

Byrne aprovechó la reunión de ministros de Agricultura y Pesca de la Unión Europea en Luxemburgo para informar a los responsables de los Veinticinco de la actuación que se ha llevado a cabo en Andalucía gracias, sobre todo, a la cofinanciación europea para el programa de vigilancia que actualmente está en marcha en España.

En este sentido, señaló que había «buenas noticias» en torno a este brote ya que la presencia del virus se había detectado «muy pronto» en las granjas. «Ello hará posible contener mejor el brote y reducir las pérdidas antes de la llegada del invierno, período en el que los insectos transmisores son menos activos», apuntó.

En su opinión, los próximos días permitirán conocer con exactitud el alcance del brote de ‘lengua azul’ y si éste es «muy virulento» en los rebaños de ovejas. «Agradezco a las autoridades españolas por sus acciones y cooperación, y confío en que este brote pueda ser tratado con rapidez y sin la innecesaria pérdida de ganado», aseveró el comisario.

Byrne recordó que esta enfermedad afectó en los últimos años a Grecia, Italia y Francia. El último brote en Córcega y la vecina Cerdeña italiana provocó el sacrificio de medio millón de ovejas en esta última isla durante la temporada de 2000.

«Esta enfermedad parece haber encontrado un entorno favorable por su persistencia en varias zonas de la Unión y en países terceros del entorno. Además, la ‘lengua azul’ es un ejemplo muy claro de una epidemia animal emergente», subrayó Byrne.

El comisario aseguró en último término que sus servicios cooperarán «activamente» con las autoridades españolas que se encargan de este caso, para asegurar que el actual brote de ‘lengua azul’ en Andalucía «sea erradicado rápidamente».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí