En el cuarto aniversario del asesinato dicen que están «dolidos y cansados» y que se han visto «aislados» por la Justicia

GRANADA, 8 (EUROPA PRESS)

La familia de Luis Portero, fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) asesinado por ETA el 9 de octubre de 2001, confió hoy en que el Tribunal Supremo emita una sentencia «ejemplarizante», tras conocer que la sala tercera del alto tribunal ha tenido por interpuesto el recurso de casación contra la Audiencia Nacional, que lo rechazó por defecto de forma, paso previo a su posible admisión a trámite.

En declaraciones a Europa Press, uno de sus hijos, Daniel Portero, portavoz de la Asociación de Víctimas contra el Terrorismo que preside su hermano Luis, aseguró que de ser favorable la sentencia del TS sobre la petición de responsabilidad patrimonial del Estado por los fallos en la protección de su padre, estudiarán que se depuren responsabilidades sobre «aquellos altos funcionarios que tomaron la decisión», sobre quienes, a su juicio, «debería recaer el peso de la Ley para evitar que vuelvan a producirse casos como éste».

Asimismo, indicó que la familia «está cansada y dolida porque en todo este tiempo nadie ha llegado a valorar la cuestión de fondo planteada», señalando que aunque siguen confiando en la Justicia, se han visto «aislados» por ella durante estos años, en una cuestión que calificaron de «gran trascendencia».

Según informaron a Europa Press fuentes del TS, la sala tercera ha acordado tener por interpuesto el recurso de casación de la familia, por lo que el siguiente paso será el nombramiento de un ponente que decidirá sobre su admisión a trámite, que de ser favorable daría lugar a una sentencia, o de lo contrario a un auto sobre la inadmisión del recurso.

Un año después del fallecimiento del fiscal jefe, su familia presentó ante el Ministerio del Interior una solicitud de indemnización por responsabilidad patrimonial del Estado que fue rechazada, por lo que presentaron un recurso ante la sala de lo contencioso-administrativo de la Audiencia Nacional, tras agotar la vía administrativa, que no lo admitió al considerar que incurría en defectos de forma, a juicio de la familia, bastante «dudosos».

Mañana se cumplirá el cuatro aniversario de la muerte del fiscal jefe del TSJA a manos de dos etarras, Harriet Iragi Gurrutxaga y Jon Igor Solana Materrán, condenados a 54 años de prisión por la Audiencia Nacional en octubre de 2002. Luis Portero solicitó protección al saber que era objetivo de ETA aunque por respuesta recibió un escrito «en el que se le decía que ya estaba dentro de un servicio de contravigilancia y que era suficiente», según la familia. Diez días más tarde fue asesinado de un disparo en la puerta de su domicilio granadino.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí