GRANADA, 31 (EUROPA PRESS)

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron en la tarde del pasado domingo a un onubense de 25 años de edad, J.C.N.R., por un presunto delito contra la salud pública después de que les solicitara ayuda para recuperar urgentemente una mochila que había dejado olvidada en un bar del barrio de Los Pajaritos que resultó contener 400 gramos de hachís.

Según informó la Jefatura Superior de Policía, la versión del joven resultó extraña por lo que al investigar sus datos, comprobaron que pesaban sobre él dos detenciones anteriores por tráfico de drogas, habiendo salido de prisión tras cumplir una condena por el mismo motivo el pasado mes de mayo. Cuando el propietario del local abrió la mochila, el individuo la cogió de forma «súbita» y huyó, aunque fue alcanzado por los agentes a los que opuso una fuerte resistencia.

Ya en comisaría, se le intervinieron otras dos bellotas de la misma sustancia ocultas entre sus ropas y en el centro de salud donde fue trasladado, otras cuatro que expulsó del organismo, siendo el total incautado de 511 gramos.

En su declaración en las dependencias policiales, el joven reconoció que se dirigía desde Ceuta, lugar donde presuntamente adquirió la droga, hasta Huelva y que su paso por Granada era «casual» después de varios «avatares».

Según dijo le robaron la cartera en Algeciras, por lo que perdió el autobús a Huelva y luego tomó un tren en el que no realizó el trasbordo hasta su lugar de destino «porque se quedó dormido», quedándose en Granada en cuya estación de ferrocarril expulsó las 42 bellotas. Además, volvió a perder el tren a Sevilla porque se dejó la mochila en el citado establecimiento granadino, donde había dejado la droga unos momentos «para no deambular con ella por la ciudad».

Tras pasar a disposición judicial, el juzgado de guardia decretó su ingreso en prisión. Según la Policía Nacional «es frencuente» transportar bellotas de hachís en el interior del cuerpo desde Marruecos y Ceuta a la península, si bien este método le ha costado la vida a varios individuos que no pudieron expulsarlas y a otros, intervenciones quirúrgicas de urgencia tras haberlas ingerido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí