GRANADA, 31 (EUROPA PRESS)

Un total de 55.739 pacientes granadinos con necesidad de atención sanitaria domiciliaria recibieron la visita de las enfermeras de familia y de enlace de la Delegación Provincial de Salud durante el primer semestre del año, la mayoría personas de edad avanzada que no pueden valerse por sí mismas y enfermos terminales de enfermedades como el Alzheimer, que tras recibir el alta hospitalaria, requieren de un cuidador en el hogar, que en la mayoría de los casos son familiares directos, el 83 por ciento de ellos mujeres.

Según informó la Junta a través de un comunicado, en la provincia existen 476 enfermeras de familia y 23 de enlace que además de atender a los enfermos valoran la calidad de vida de sus cuidadores. Las primeras, que desarrollan su labor en los centros de salud y consultorios médicos, atendieron a 6.635 pacientes, 5.665 en sus propios domicilios y el resto en las residencias donde viven.

Las enfermeras de enlace actúan como mediadoras entre el domicilio del paciente, el centro de salud, el hospital y otros servicios de carácter social. Durante los primeros seis meses de 2004 atendieron a 2.144 enfermos, 1.982 en su domicilio y los 162 restantes ingresados en residencias geriátricas. En total entre unas profesionales y otras han realizado 8.779 valoraciones y 55.739 visitas domiciliarias.

Se estima que el colectivo de cuidadores familiares en Andalucía asciende a 254.000 personas, mientras que son alrededor 344.000 los pacientes mayores o con algún tipo de discapacidad.

Según datos del Servicio Andaluz de Salud, la edad media de las cuidadoras familiares oscila entre los 45 y los 69 años y entre los problemas que presentan destacan los dolores crónicos, pérdida de apetito, insomnio o ansiedad. Por ello, dentro de las actuaciones recogidas en el Plan de Apoyo a la Familia, se incluye la realización de talleres dirigidos a estas cuidadoras.

Sólo el pasado año se celebraron 164 talleres en los que participaron 1.711 personas. En el primer semestre de 2004 se han realizado 83 talleres más.

La Consejería de Salud implantará este año el denominado ‘carné de cuidadora’ con el que se pretende facilitar a estas personas que atienden a enfermos dependientes el acceso a programas que mejoren su calidad de vida y la del paciente, así como disfrutar de una consulta preferente en Atención Especializada y el acceso a determinados medicamentos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí