El consistorio inicia una investigación e intensifica la vigilancia en el depósito con seis agentes de la Policía Local

GRANADA, 27 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Granada ha dado un nuevo ultimátum a la empresa concesionaria del servicio de la grúa para que retire en un plazo máximo de 15 o 20 días los más de 350 vehículos del antiguo depósito municipal de la Carretera de Armilla, donde se han registrado cuatro incendios, el último de ellos ayer, al parecer provocados.

Según informó el alcalde en funciones de Granada, Vicente Aguilera (PP), tras la reunión de urgencia mantenida hoy por el equipo de Gobierno, el consistorio ha decidido solicitar a la empresa que intensifique los medios humanos y materiales para que se produzca la retirada efectiva de los vehículos, así como el inicio de una investigación para esclarecer los hechos y determinar posibles responsabilidades de la antigua compañía concesionaria de la grúa, Eysa.

Esta empresa dejó de prestar sus servicios hace unos meses por desavenencias con el Ayuntamiento, que llevó a abrir un expediente de desahucio contra ella como responsable del aparente abandono de 1.700 vehículos en el antiguo depósito municipal. La firma Aparkisa pasó a prestar este servicio, aunque ninguna de las partes se pusieron de acuerdo sobre a quién le correspondía la retirada de los coches.

Aguilera sostuvo que de existir algún tipo de negligencia, que se determinará durante la investigación, esta sería achacable a la empresas Eysa, y aseguró que el consistorio está dispuesto a llevar a los tribunales «a la persona o personas que provocaron los cuatro incendios que afectaron a 201 vehículos».

Hasta el momento, la Policía desconoce la identidad de los presuntos autores aunque ha intensificado la vigilancia de la zona con seis agentes locales. El último incendio, la tercera vez en cinco días, tuvo lugar sobre las 18.30 horas de ayer y dañó a 130 vehículos. La investigación apunta a que fue provocado ya que se registraron tres focos distintos.

El alcalde en funciones subrayó la dificultad que existe para la retirada de los vehículos almacenados, la mayoría en desuso, y su traslado a las nuevas dependencias que la empresa tiene en la Carretera de Málaga.

El solar del antiguo depósito, donde se han registrados los incendios, pasó de lugar de almacenaje a ser un terreno urbanizable a manos de una constructora que espera que se realice el traslado definitivo de los vehículos para iniciar la construcción de viviendas, en una de las zonas más cotizadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí