GRANADA, 27 (EUROPA PRESS)

El gerente de una empresa constructora de Almuñécar (Granada) pasó ayer a disposición judicial como imputado por un presunto delito contra el patrimonio histórico, después de que la Guardia Civil constatara que dañó el acueducto romano de la localidad al utilizar una grúa de gran tonelaje en el tramo subterráneo del monumento ubicado en la zona de ‘El Cercado’.

La detención, según el instituto armado, se produjo después de que los agentes del Seprona realizaran una serie de inspecciones en la obras de la urbanización que acomete la empresa, la última a finales del pasado mes de abril, tras una denuncia presentada en marzo por la Asociación Ecologistas en Acción.

Los agentes pudieron comprobar que la empresa constructora montó una grúa de gran tonelaje sobre el tramo subterráneo del acueducto y que las excavaciones para la cimentación de unos 34 metros cuadrados dañaron la estructura romana.

Según la Guardia Civil, la empresa no respetó lo dispuesto en la autorización otorgada por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía para poder construir en la zona, ya que en ella se exigía «una franja de afección de al menos seis metros a cada lado del eje central» en el tramo por donde trascurre el acueducto subterráneo.

Los agentes comprobaron que en la tierra extraída de la excavación existían piedras similares a las originarias del acueducto, por lo que solicitó la presencia de técnicos cualificados de Cultura para que certificaran los daños. Tres arqueólogos confirmaron las sospechas sobre los restos.

Tras ser detenido, el gerente de dicha empresa prestó declaración en la mañana de ayer en presencia de su abogado como imputado por un presunto delito contra el patrimonio histórico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí