GRANADA, 20 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía de Granada ha solicitado siete años de prisión por un presunto delito de homicidio en grado de tentativa para un individuo que intentó matar a su ex mujer en el bar ‘Raysol’ de la localidad granadina de Iznalloz con un cuchillo de 30 centímetros. Asimismo, pide una indemnización para la víctima, que logró salvar la vida gracias a los clientes del establecimiento, de 500 euros por los daños físicos y psicológicos sufridos, y la prohibición de residir en la localidad durante tres años, después de cumplir la condena.

Según el escrito de acusación fiscal, los hechos ocurrieron el pasado 16 de noviembre, cuando sobre las 11.45 horas el presunto homicida «enemistado con su ex mujer, P.M.H., por la separación» sacó de entre sus ropas un cuchillo de 30 centímetros de hoja con la intención de asestarle una puñalada mortal en el abdomen.

La víctima logró esquivar el arma aunque resultó herida en el brazo izquierdo a la altura del codo de la que tardó en curar 11 días. El supuesto agresor volvió a repetir el ataque lanzándole varias puñaladas de las que se protegió colocándose tras unas mesas.

Varios clientes del bar facilitaron la huida de la víctima que fue perseguida por el procesado armado con el cuchillo. El hombre, que se encuentra en prisión provisional desde el pasado 16 de noviembre, se sentará en el banquillo de los acusados el próximo 13 de septiembre en la Audiencia Provincial de Granada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí