SEVILLA, 19 (EUROPA PRESS)

CC.OO.-A demandó hoy a la Consejería de Igualdad y Bienestar Social y al Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) que exija a Agise, empresa que gestiona las casas de acogida de mujeres víctimas de malos tratos en Andalucía, la readmisión de todas las trabajadoras despedidas tras las sentencias en contra de la empresa.

En un comunicado remitido a Europa Press, el sindicato indicó hoy que Agise «se niega» a considerar la readmisión de las trabajadoras despedidas en Granada, a pesar de las cuatro sentencias en contra de la empresa, tres por despido improcedente y uno por despido nulo.

De esta forma, la secretaría de la Mujer de CC.OO-Andalucía, a través de su responsable, Loren Cabral, reclamó a la Junta que exija a la empresa la readmisión de las trabajadoras y «que acabe con un conflicto laboral que dura ya más de cuatro meses».

En este sentido, CC.OO precisó que las sentencias reconocen que ha habido encadenamiento de contratos temporales, a pesar de la continuidad que requiere este servicio de atención a mujeres víctimas de malos tratos.

En esta línea, Cabral reconoció que «el conflicto ha sido difícil y se han mezclado reivindicaciones que habrá de tratar en otro momento», por lo que «ahora sólo se exige que, de acuerdo con las sentencias, se contrate a las trabajadoras despedidas y, luego, ya se tratarán las demás reivindicaciones en el comité de empresa».

De esta manera, señaló que «la empresa demuestra tener los mismos criterios que cualquier otra empresa que no respeta a sus trabajadores y trabajadoras, ha dividido a las trabajadoras y despedido a aquellas que defienden sus derechos y que se han mostrado más reivindicativas», al mismo tiempo que denunció que, para ello, la empresa «se ha amparado en que los derechos de las maltratadas están por encima de los derechos de las trabajadoras que las atienden, lo que no puede ser más mezquino, enfrentar a mujeres en situaciones difíciles».

En este sentido, Cabral se preguntó «cómo vamos a convencer a las mujeres que no aguanten situaciones injustas y sean luchadoras y reivindicativas cuando una empresa financiada con dinero público tiene este comportamiento y no es la única»·, refiriéndose al despido de otra trabajadora en Egmasa, empresa pública de Málaga, después de 15 años trabajando en ella.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí