GRANADA, 15 (EUROPA PRESS)

El Juzgado de Menores de Granada ha condenado a un joven de 15 años de edad, J.C.I., a dos años de internamiento en un centro de régimen cerrado y otros dos de libertad vigilada por un delito de homicidio en grado de tentativa, tras haber confesado que golpeó en la cabeza a un amigo de 11 años de edad con una llave inglesa en un ataque de locura.

Según la sentencia, los hechos sucedieron a las 20.30 horas del 4 de agosto de 2003 cuando los dos menores se encontraban en la tienda de caramelos propiedad de la madre del acusado, ubicada en la capital granadina.

Tras permanecer un rato juntos y «sin que mediara discusión alguna», el adolescente cogió de un cajón del establecimiento una llave inglesa y un pedal de bicicleta «y comenzó a golpear hasta 50 veces con ambas herramientas la cabeza de su amigo», que fue trasladado de urgencia al Hospital de Traumatología de Granada.

La víctima ingresó con «fractura de la zona occipital izquierda con cierto grado de hundimiento, fractura de la primera falange del tercer dedo de la mano izquierda y heridas de diversa consideración en el cuero cabelludo», de las que tardó en curar 63 días, 27 de los cuales estuvo impedido para sus ocupaciones habituales.

El fiscal solicitó en su escrito de acusación inicial tres años de internamiento y dos más de libertad vigilada, aunque tras el juicio de conformidad entre las partes, la condena a un centro cerrado se redujo a dos años, y posteriormente, el pasado 14 de julio, se conmutó por una medida de internamiento terapéutico.

El informe médico aportado durante el proceso revela que el joven padece trastornos psicológicos muy graves, tal como lo demuestra el hecho de enviar con frecuencia anónimos a sus compañeros de clase amenazándolos de muerte con las frases «Todos moriréis» o «Serás el próximo», o escribir un diario con un tipo de letra desigual donde reflejaba su deseo de matar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí