Emilio Calatayud reclama cinco funcionarios más en el Juzgado para hacer frente al aumento de asuntos

GRANADA, 4 (EUROPA PRESS)

El Juzgado de Menores de Granada procesó a 532 jóvenes de entre 14 y 17 años durante el primer semestre del año, de los que 328, un 62,71 por ciento el total, fueron condenados en su mayoría por robos, hurtos y delito o falta de lesiones, a la prestación de servicios en beneficio de la comunidad (45), la realización de tareas socioeducativas (14) o a internamiento en régimen semiabierto (27) o cerrado (4), según datos facilitados a Europa Press por el órgano judicial.

El titular del Juzgado, Emilio Calatayud, reclamó a la Delegación de Justicia y Administración Pública de la Junta de Andalucía cinco nuevos funcionarios o un nuevo juzgado ante la acumulación de asuntos tras la implantación de la Ley del Menor, aunque los datos de este primer semestre son «muy similares» a los de 2003. Actualmente la plantilla la compone se una secretaria, dos oficiales, tres auxiliares y un agente, siendo el número de casos pendientes de 673 a fecha de 31 de julio, una cifra inferior a los 704 con los que se inició el año.

Según los datos del órgano judicial, se señalaron entre enero y julio de este año 585 juicios, de los que 222 se celebraron y 363 quedaron suspendidos, en la mayoría de los casos por conformidad entre las partes. El total de delitos penales registrados fue de 176, además de 101 faltas, lo que hacen un total de 277 procesos, frente a los cinco civiles. Se dictaron un total de 360 autos, casi en un 90 por ciento en procedimientos penales, mientras que los asuntos remitidos por la Fiscalía fueron de 345, todos ellos ya resueltos.

En total, ingresaron en los seis primeros meses del año 499 nuevos asuntos y fueron resueltos 530 con un resultado de 311 sentencias penales –de los que más de medio centenar fueron por malos tratos– y cinco civiles. Por sexos, las chicas representan el diez por ciento del total de los adolescentes condenados en su mayoría por agresión, aunque según Calatayud es un colectivo «más difícil de atender» al tratarse en muchos casos de madres solteras.

De ahí que el juez de Menores reclamara un mayor número de plazas de internamiento para ellas, condenadas en la mayoría de los casos por agresiones a otros adolescentes, ya que tan sólo existe un centro de menores en Bahía de Cádiz exclusivamente femenino. El Juzgado de Menores de Granada visitó a 49 internos de ambos sexos en estos primeros seis meses en ocho centros diferentes repartidos entre Almería, Sevilla y Málaga.

Por edades, el grupo más numeroso de jóvenes delincuentes se encuentra entre los 16 y 17 años, con un total de 157 delitos y 77 faltas, mientras que entre los 14 y los 15 el número de conductas tipificadas como delitos se reduce casi en un 30 por ciento. Un total de 74 de ellos se encuentran en libertad vigilada, cuatro en tratamiento ambulatorio, a 17 se les privó del permiso de conducir y 15 tan sólo fueron amonestados. Ente las medidas más graves se encuentran cinco internamientos en régimen cerrado, 48 en semiabierto y 18, de fin de semana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí