El Ayto pone en marcha un Plan contra exclusión social tras la recabar la opinión de las personas sin hogar

GRANADA, 4 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Granada ha elaborado un Plan Municipal de Atención a las Personas Sin Hogar tras recabar durante más de un año la opinión de los indigentes, que reclaman una atención individualizada, más cariño y confianza y una mayor coordinación de los distintos centros en los que son atendidos.

Actualmente representan el ocho por mil de la población total de la capital, una cifra que duplica la media española situada en cinco personas por cada mil habitantes. Así lo afirmó hoy en rueda de prensa la concejal de Bienestar Social, Ana López Andújar, quien anunció la puesta en marcha de este Plan a partir del mes de octubre gracias a la ampliación en 2004 del presupuesto en más de un 12 por ciento, situándose en los 432.380 euros.

El Plan pretende potenciar la coordinación entre asistentes sociales, policías, psicólogos, voluntarios y personal sanitario que atienden a estas personas, unas 1.600 anuales. El año pasado se prestó ayuda a 1.639 personas, de las que el 16 por ciento se encontraban en situación de extrema necesidad, sin embargo, 410 rechazó tal ayuda beneficiándose tan sólo de la pernoctación en los centros de acogida.

A través de este Plan integral, definido por Andújar como una «ventanilla única» donde el indigente será atendido, tanto trabajadores como usuarios tendrán a su disposición un protocolo de actuación que agilice los trámites «y aúne esfuerzos» de forma que las personas sin techo pasarán por un «circuito» de atención personalizada desde el Centro de Atención a los servicios de corta estancia, atención a familias, servicios de emergencias o la reinserción laboral.

Se trata, en palabras de la concejal, de personas «solas, rotas en su estructura personal, sin motivación para creer en las redes sociales de apoyo», en su mayoría inmigrantes de los que el 72 por ciento se encuentran en situación ilegal en el país.

El 87 por ciento de estas personas atendidas en 2003 fueron por pernoctaciones, al diez por ciento se les facilitó información para su derivación a otros servicios y al tres por ciento se les facilitó un billete de viaje. El año pasado el porcentaje de andaluces se incrementó un diez por ciento con respecto a 2002, lo que representa un 27 por ciento del total del colectivo. El 56 por ciento son españoles, con una media de edad de 36,7 años y estudios básicos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí