El enfermo, de 50 años, murió a consecuencia de un agravamiento de la enfermedad que padecía

GRANADA, 05 (EUROPA PRESS)

La Delegación de Salud de la Junta de Andalucía en Granada descartó hoy el golpe de calor como motivo del fallecimiento de F.G.H.M, de 50 años de edad, que el pasado día 3 de julio de 2004, murió en la clínica de La Inmaculada, ya que tras la realización de una investigación clínica y epidemiológica para determinar las causas exactas por las que se produjo el óbito, se ha determinado que el fallecimiento se produjo por un agravamiento de la patología que presentaba.

Según informó la Delegación en un comunicado, los síntomas con los que el enfermo acudió a la Clínica de la Inmaculada –fiebre, palidez, desorientación general…– hicieron sospechar que pudiera tratarse de una persona afectada por el calor.

No obstante, la evolución clínica y el estudio posterior del paciente, han hecho descartar esta hipótesis, siendo el diagnóstico final de la causa de la muerte, «hipertermia maligna por neurolépticos».

Según la información contenida en su historia clínica, el paciente no estuvo expuesto en ningún momento a temperaturas elevadas ni realizó actividad física extraordinaria.

Esta persona no estaba incluida en el censo de personas vulnerables o frágiles al no cumplir los requisitos previstos en el Plan contra el Calor Junta de Andalucía.

Dentro de las medidas previstas en este plan, se ha elaborado un censo actualizado de 45.000 ancianos y pacientes frágiles, 4.500 de ellos granadinos, a los que se realiza un seguimiento periódico, a través de la enfermería de enlace y de familia, para conocer su estado de salud en los momentos de mayor aumento de las temperaturas.

Se trata de personas mayores de 65 años de edad y pacientes frágiles que viven solos, cuyo estado de salud está debilitado por padecer una patología crónica de riesgo (insuficiencia cardíaca, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, demencia, insuficiencia renal, obesidad excesiva, hipertensión arterial o diabetes mellitus) y/o tomen un medicamento que pueda influir en la adaptación del organismo al calor (psicotropos, antidepresivos, hipotensores y diuréticos), a lo que se suma en muchos casos no disponer de condiciones de habitabilidad adecuadas para protegerse del calor.

Según informó Salud, la provincia de Granada no ha superado hasta el momento la fase verde del plan, el nivel mínimo establecido y que incluye la divulgación de medidas preventivas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí