GRANADA, 5 (EUROPA PRESS)

La Audiencia Provincial ha condenado por un delito de allanamiento de morada, una falta de hurto y otra de lesiones contra su ex novia, a O.R.C., de 23 años de edad, a una multa de 1.800 euros y a la prohibición de comunicación por cualquier medio y de acercamiento a menos de 300 metros del domicilio de ésta.

La sentencia de la sección primera de la Audiencia Provincial considera responsable de este delito y faltas al acusado «por haber tomado parte directa y dolosa en su ejecución», si bien estima que concurre la circunstancia atenuante de arrebato.

Los hechos se remontan al 4 de septiembre de 2003 cuando el condenado, accedió al interior de la vivienda de su ex novia, con la que había mantenido una relación sentimental hasta el mes de agosto de ese año, donde la asió en un intento de hablar con ella, «pese a la negativa y resistencia de ésta, sin que le causara lesión física alguna, pero motivándole una sobreexcitación nerviosa que requirió administración de tranquilizantes».

El joven se apoderó del teléfono móvil de su ex novia, a la que le fue devuelto tras la detención de éste, que según estima la sentencia actuó «bajo la influencia de un poderoso estado emocional que alteró su capacidad volitiva».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí