SEVILLA, 29 (EUROPA PRESS)

Los expertos de la Universidad de Granada que han realizado un informe sobre la mejor solución para el tramo del metro conocido como Camino de Ronda, que constituye un tercio del recorrido total y que une la zona norte y sur del área metropolitana, consideran que pasa por la combinación del soterramiento con el trayecto en superficie, si bien hasta el jueves día 1 de julio no se conocerán de manera oficial las alternativas planteadas en el estudio.

El responsable del equipo técnico que ha hecho el estudio sobre la alternativa para ese tramo del futuro metro, Juan Carlos Praga, explicó en rueda de prensa tras una reunión en Sevilla con la consejera de Obras Públicas y Transportes, Concepción Gutiérrez, que partiendo de dos alternativas «extremas» como son el soterramiento absoluto y el trazado completo en superficie, se han desarrollado cuatro soluciones que no plantean diferencias considerables en cuanto a los costes de inversión, sino que sus ventajas e inconvenientes hay que determinarlos en función de si potencian o no el transporte público, de si garantizan una mejor calidad medioambiental o si permiten una gestión eficaz de la explotación.

En definitiva, según opinión, hay que determinar la solución más bien teniendo en cuenta si va a contribuir o no a mejorar la calidad de vida de los habitantes de la ciudad, al tiempo que se decantó por la combinación del soterramiento con el trazado en superficie.

Por su parte, la consejera de Obras Públicas calificó de «riguroso y flexible» el informe y agradeció el trabajo de la Universidad, que se hará público el próximo jueves en la Delegación del Gobierno de la Junta en Granada a todas las instituciones y administraciones.

La consejera consideró necesario el debate ciudadano en torno al proyecto del metro, pero quiso dejar claro que, en modo alguno, va a suponer un «retraso» en los plazos planteados para el inicio de las obras, de acuerdo con el calendario marcado por el presidente de la Junta, Manuel Chaves, en el horizonte de 2005.

Señaló que al mismo tiempo que se produce ese debate en la ciudadanía, las comisiones técnicas entre las distintas administraciones harán su trabajo y en la Consejería se seguirán elaborando los proyectos. Resaltó que el informe de la Universidad de Granada plantea «varias alternativas óptimas», pero no una «solución cerrada», sino que a ella se debe llegar, a su entender, mediante una negociación para alcanzar el consenso.

El vicerrector de Investigación de la Universidad de Granada, Rafael Payá, que ha intervenido en la elaboración del informe, agradeció la confianza depositada por la Junta y quiso resaltar que los expertos han trabajo con «absoluta libertad, sin directrices de ningún tipo y accediendo a todo tipo de información». Resaltó que el informe pretende sentar unas bases, con criterios científicos, sobre las cuales contribuir a un debate para ver cuál es la solución óptima.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí