GRANADA, 24 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía de Granada ha solicitado siete años y medio de prisión y cuatro de alejamiento para un individuo de 32 años de edad, L.A.M., acusado de dar una fuerte paliza y amenazar de muerte a su compañera sentimental y madre de su hija de siete años, a la que presuntamente esperó en la parada de autobús el pasado mes de enero para llevarla a un descampado donde la agredió con patadas por todo el cuerpo y la golpeó con una piedra en la cabeza, tardando en curar 17 días.

El Ministerio Público lo acusa de un delito de lesiones y otro de violencia habitual con las agravantes de alevosía y parentesco, ya que al parecer no era la primera vez que agredía a su pareja, a la que «sometía a continuas vejaciones, humillaciones, y agresiones físicas», una de ellas, cuatro días antes de los hechos referidos, donde llegó a cortarle el pelo tras una paliza «porque se iba a ir con otro hombre», según el acusado.

Los hechos ocurrieron sobre las 11.00 horas del 29 de enero pasado cuando el presunto agresor esperó a la víctima en la parada del autobús. Según el escrito de acusación, sin esperar a que bajara del vehículo, la asió «violentamente del pelo y le propinó diversos puñetazos.

Para no ser visto y evitar que alguien pudiera auxiliar a la mujer, la llevó por la fuerza a un descampado donde la arrojó al suelo y la golpeó en la cara, cabeza y piernas, «propinándole patadas por todo el cuerpo», mientras le decía «te voy a matar, vas a ser la número 59 ó 60 en la lista de mujeres muertas (…) como me denuncies voy a prender fuego a la casa de tus padres y si me meten en la cárcel toda tu familia va a oler a muerto».

Llegó incluso, según el relato fiscal, a tomar varias piedras del suelo y a lanzárselas, alcanzándole una de ellas en la cabeza. Como consecuencia de la paliza recibida, la víctima presentó herida inciso contusa en cuero cabelludo, varias contusiones y hematomas en cara, mano izquierda y rodilla, escoriaciones en la pierna izquierda, alopecia traumática y pérdida de una pieza dental, además de un estado de ansiedad aguda reactiva a la situación de conflicto que está viviendo, aunque previsiblemente, no será una lesión psíquica permanente.

Por dichas lesiones recibió una única asistencia médica de la que aportará el correspondiente parte durante la vista oral que se celebrará el próximo mes de julio en la Audiencia de Granada.

El Ministerio Público pide para el acusado un año y medio de prisión por un delito de violencia habitual, la privación del derecho a la tenencia de armas por tres años, y la prohibición o aproximación a la víctima por cuatro.

Asimismo, solicita seis años más de cárcel por un delito de lesiones, y una indemnización para su ex compañera de 6.000 euros por las lesiones de las que tardó en curar 14 días y las secuelas derivadas de la presunta agresión, entre ellas una cicatriz en el cuero cabelludo y la pérdida de un diente.

En ambos delitos la Fiscalía pide que se contemple las agravantes de parentesco, alevosía, y aprovechamiento de las circunstancias de lugar, tiempo o auxilio de otras personas que debiliten la defensa del ofendido o faciliten la impunidad del delincuente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí