GRANADA, 21 (EUROPA PRESS)

La Audiencia Provincial ha condenado a un año de prisión a un jubilado de 65 años de edad, Manuel R.R., vecino de Atarfe (Granada), después de que éste reconociera que utilizó un pagaré que estaba a nombre de un amigo por importe de 4.483,31 euros para cubrir la deuda que mantenía con una empresa de recambios, que no sólo lo aceptó, sino que le devolvió la diferencia, aunque más tarde lo denunció a él y a un empleado al ver que la cantidad del pagaré no había sido satisfecha.

La sentencia de la Sección Segunda de la Audiencia, aceptada de conformidad por Manuel, absuelve al empleado de dicha empresa, Juan A.A.J., de 57 años, acusado inicialmente por el Ministerio Fiscal de un delito de estafa y otro de falsificación en documento mercantil, al no quedar probado su participación en dichos delitos.

Los hechos se remontan al mes de mayo de 2002, cuando el acusado obtuvo por medios no conocidos, un pagaré librado por la empresa Ferrovial a favor de un amigo «con quien mantenía estrechas relaciones personales». Con la intención de obtener un provecho económico y sin contar con la autorización del titular del pagaré, lo endosó a la empresa con la que mantenía una deuda.

Al ser la cantidad mayor que la adeudada, uno de los empleados de la citada sociedad le devolvió 601 euros en metálico y 1.578,9 en un pagaré. Tras descubrirse la estafa, el acusado devolvió el pagaré, pero no así el dinero en metálico, por lo que la empresa interpuso una denuncia contra él y su propio empleado, al que acusaba de ser cómplice de la estafa.

Además de la pena de un año de cárcel, la Audiencia condena al acusado a pagar una indemnización a la compañía de 601 euros por la cantidad estafada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí