GRANADA, 13 (EUROPA PRESS)

Un jurado popular juzgará a partir de mañana y hasta el próximo día 18 de junio en la Audiencia de Granada a Dionisio A.G., alias ‘El Dioni’, acusado de asestarle nueve puñaladas a un joven jienense de 24 años de edad durante una reyerta que ambos mantuvieron en el recinto ferial de Almanjáyar durante las fiestas del Corpus de 2002, al parecer por celos.

El Ministerio Público, solicita para él 17 años de cárcel por un delito de asesinato además de una indemnización para los padres de la víctima, natural de Espeluy, con 150.000 euros.

Según el escrito de acusación del fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos ocurrieron a las 3:00 horas del 30 de mayo de 2002 cuando la víctima, Luis R.F., se encontraba en la caseta ferial de ‘Los 40 Principales’. En ese momento se le acercó el acusado, iniciándose entre ambos una discusión por motivos «que no han podido acreditarse», al parecer «por celos».

El Ministerio Público sostiene en sus conclusiones preliminares que tras dicha discusión la víctima salió de la caseta «por iniciativa propia o a instancias de algún amigo», y al encontrarse en la puerta fue sorprendido «de forma inesperada» por el acusado «que sacó de entre sus ropas un arma blanca que llevaba escondida, apuñalándole «con alevosía» en diversas partes del cuerpo.

La víctima «cayó al suelo sin ninguna posibilidad de defensa», siendo evacuada al Hospital de Traumatología de Granada, donde ingresó en estado crítico, falleciendo a las 05.00 horas de ese mismo día por schok hipovolémico. La autopsia reveló que dos de las nueve puñaladas, que afectaron al corazón y al pulmón, eran mortales de necesidad.

‘El Dioni’, de 31 años de edad y en prisión provisional por esta causa, permaneció huido de la Justicia un año, hasta que el 17 de mayo de 2003 fue detenido en una casa que sus padres tienen en el barrio de Haza Grande, desde donde intentó huir nuevamente por los tejados de las viviendas vecinas. El joven ha sido condenado con anterioridad por «numerosas sentencias».

El juicio, con tribunal popular, se celebra días más tarde de que su madre, Pilar O.G., haya sido condenada por la Audiencia a 12 años de prisión por un delito de homicidio, tras asestar tres puñaladas a Encarnación Santiago Maya, la matriarca de una familia rival, en el centro de salud de Cartuja.

Se da la circunstancia de que su hermano menor de edad también fue condenado a varios años en un centro de internamiento en un centro por matar a un joven en una conocida discoteca de Torrenueva, en la costa granadina.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí