El delegado provincial asegura que ninguna Administración indemnizará a los agricultores «porque para eso está el seguro agrario»

GRANADA, 1 (EUROPA PRESS)

El delegado provincial de Agricultura de la Junta de Andalucía, Rafael Gómez, negó hoy las pérdidas del espárrago cifradas por el sector en 18,4 millones de euros, indicando que los agricultores y cooperativas están «exagerando la nota», ya que lo que se ha producido es una disminución de las expectativas de los productores «y no la pérdida del 40 por ciento de la campaña».

En declaraciones a Europa Press, el delegado sostuvo que se ha dado «una ligera disminución del cultivo que entra dentro de las fluctuaciones normales en función de la climatología, cifrada, como mucho, en un 25 por ciento», indicando que el incremento de casi el 40 por ciento del precio del espárrago verde esta temporada «compensa sobradamente» las posibles pérdidas en la producción que las lluvias hayan podido ocasionar.

En un informe que hoy ha remitido a la Consejería, Gómez indica que las lluvias de esta primavera «han sido algo superiores a las habituales, aunque no atípicas ni desmesuradas para la climatología de la zona» y señala que el «pequeño problema» que haya tenido el espárrago «es un mal menor comparado con el gran beneficio que las precipitaciones han generado en el resto de los cultivos».

En este sentido, acusó a los colectivos agrarios como la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) de Andalucía y a las cooperativas de crear una «alarma gratuita», ya que, a su juicio, «las pérdidas no han sido tan graves y en ningún caso se puede hablar de catástrofe».

SEGURO AGRARIO

Por otro lado, dijo que las posibles ayudas o subvenciones para indemnizar los daños de este tipo «están contempladas en el seguro agrario», señalando que «ninguna Administración puede legalmente ejercer de sustituto de este seguro, aún cuando muchos agricultores del sector carecen de él».

De ahí que hiciera un llamamiento a los agricultores de espárrago para que se aseguren ante condiciones adversas, indicando que «el que así lo haya hecho estará más que cubierto». Según Gómez, se pueden articular medidas paliativas en aquellos casos donde se demuestren pérdidas importantes de las plantas por exceso de humedad, «y en última instancia proponer algo similar a lo que se hizo en la Costa Tropical con el temporal», abriendo un periodo extraordinario para que los agricultores puedan solicitar las ayudas previstas en el Real Decreto 613 de mejora de las explotaciones agrarias.

Asimismo, aseguró que los beneficios fiscales solicitados por el sector competen al Gobierno central y no al autonómico, por lo que dijo que no se podía pronunciar sobre ello», aunque indicó que la Administración «sea cual sea» no puede actuar como sustitutos del seguro «que deberían tener todos los agricultores».

Sí reconoció, sin embargo, la pérdida de algunos jornales en la provincia de Granada en relación a este cultivo, aunque subrayó que al ser una actividad al aire libre «es una dinámica normal dentro del sector, con altibajos que en esta ocasión no pueden considerarse problemáticos».

UPA CIFRA LAS PERDIDAS EN 18,4 MILLONES

La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) de Andalucía, valoró ayer en 18,4 millones de euros las pérdidas que las bajas temperaturas y las intensas lluvias caídas durante la campaña han provocado en la producción del espárrago verde en Andalucía, que a su juicio se ha visto reducida al 40 por ciento, por lo que solicitó, a siete días del cierre de la campaña, una línea de ayudas preferenciales a fondo perdido para las cooperativas y las 10.000 familias andaluzas que viven de este cultivo, así como exenciones fiscales que ayuden a paliar dichas pérdidas.

Entre las medidas que reclaman se encuentran la reducción en los índices y módulos de rendimiento neto en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, la exención en las cotizaciones a la Seguridad Sociales, de las cuotas del Impuesto sobre Bienes Inmuebles de naturaleza rústica, del IAE para las pequeñas industrias, y ayudas preferenciales para las inversiones a realizar en la conservación y recuperación de la actividad productiva en las explotaciones agrarias.

Según UPA-A, se trata de la peor campaña del espárrago en los últimos diez años, un cultivo que genera 46 millones de euros anuales en Andalucía, la principal productora nacional de este cultivo, con 7.224 hectáreas cultivadas, la mitad de ellas en Granada, indicando que además de la pérdida de producción y de calidad se han perdido alrededor del 30 por ciento de las plantas o ‘garras’, lo que afectará a campañas futuras.

La crisis también ha provocado la pérdida de 314.000 jornales, la mayoría femeninos ya que son las mujeres de las zonas rurales quienes suelen llevar a cabo la manipulación del producto en la industria, aunque aseguraron que no ha afectado a su precio en el mercado situado en 1,40 euros por kilos de mínima.

Según el colectivo agrario, Granada ha perdido el 33 por ciento de su producción total de unas 16.000 toneladas anuales de media, lo que afecta a 5.000 familias, y 150.000 jornales. De ahí que el primer acto dentro de la campaña de movilizaciones que anunciaron haya tenido lugar a las 11.00 horas en el mercado de San Agustín de la capital granadina, donde 21 colectivos, entre ellos 12 ayuntamientos de La Vega, han repartido 3.000 manojos de espárragos a los ciudadanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí