GRANADA, 20 (EUROPA PRESS)

Unos 10.700 profesores de Educación Infantil, Primaria y Secundaria de Granada secundarán hoy el paro de 15 minutos convocado en los centros escolares por la Junta de Personal Docente como rechazo a la agresión sufrida por un docente del colegio público San Pascual Bailón de Pinos Puente (Granada) por parte de la madre de uno de sus alumnos. En este centro el paro se desarrollará de 09.00 a 09.15 horas con la asistencia de la delegada provincial de Educación de la Junta de Andalucía, Carmen García Raya.

Según informó a Europa Press el secretario general de Educación de CC.OO, Antonio Sierra, la comunidad educativa de Granada «y especialmente su profesorado» está llamado a un paro de 12.00 a 12.15 horas en repulsa contra este hecho, al tiempo que desde su sindicato se ha pedido «unidad a todo el sector de la Educación para evitar que ocurran incidentes de este tipo y para que los agresores sean tratados con el máximo rigor y dureza».

La agresión tuvo lugar el pasado martes a las 14.20 horas cuando la madre de un alumno supuestamente golpeó al profesor en el centro escolar donde trabaja causándole heridas leves. El docente denunció ese mismo día los hechos a través del abogado facilitado por la Delegación provincial de Educación de la Junta de Andalucía, aunque el juicio rápido celebrado en el Juzgado de Instrucción 5 de la capital fue aplazado tras la solicitud de asistencia letrada de la presunta agresora.

El lunes sufrió un nuevo aplazamiento después de que tanto el Ministerio Fiscal como la acusación particular interesarán que la calificación de falta pasara a delito de agresión al tratarse de un funcionario público, por lo que el caso pasará al Juzgado de Instrucción 4 que deberá señalar la nueva fecha de la vista oral.

La defensa, sin embargo, se opuso a este cambio de calificación al considerar que el incidente tuvo lugar fuera del horario escolar, argumento que fue rechazado por el juez quien señaló que la presunta agresión se derivó de su actuación como funcionario público.

La mujer aseguró que golpeó al profesor porque él había agredido previamente a su hijo, aunque no pudo aportar parte médico y la denuncia presentada por ella fue interpuesta después de la del docente.

Según Antonio Sierra, el profesor se encuentra muy afectado por esta situación aunque se muestra satisfecho de cómo está transcurriendo el procedimiento. Sierra, por su parte, valoró «muy positivamente el que se reconociera por parte del juez el papel de funcionario y se estableciera una defensa de su figura», aunque se mostró prudente «hasta conocer la sentencia».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí