GRANADA, 17 (EUROPA PRESS)

La Sala Segunda de lo Penal del Tribunal Supremo (TS) ha confirmado la pena de siete años de prisión menor impuesta por la Audiencia de Granada al agente de bolsa, F.J.M.G, y a la sociedad de valores y bolsa Renta 4 S.L., y la agencia de valores, Iberagentes Activos S.A., como responsables civiles subsidiarios, por un delito de apropiación indebida y otro de falsedad en documento mercantil tras estafar más de 330.000 euros a 35 clientes entre 1991 y 1993.

El TS desestima así los recursos de casación presentados por las defensas del condenado y las dos agencias, así como la presentada por una de las nueve acusaciones particulares que se personaron inicialmente en el proceso.

F.J.M.G. alegó en su recurso 34 motivos de apelación, la mayoría por quebrantamiento de forma y por infracción de la presunción de inocencia, todos ellos desestimados por la sala. Del mismo modo, las defensas de las agencias recurrieron aduciendo infracciones de los artículos 21 y 22 del Código Penal y error en la apreciación de las pruebas, así como quebrantamiento de forma al entender que se enjuició, concretamente a Iberagentes, por un delito más grave del que fue objeto de acusación. También en estos casos, la sala rechazó todos los recursos y motivos aducidos.

La sentencia de la Sección Primera de la Audiencia Provincial estimó que el condenado, de 50 años de edad y natural de Granada, desde 1991 y hasta 1993, se dedicó a trabajar como intermediario financiero en el mercado de valores, captando dinero de clientes, que comenzó a destinar a otros fines, haciendo suyos los importes de las cantidades que le entregaban, mediante el cobro de talones nominales a favor de sus clientes, imitando sus firmas. El procesado, mantuvo a su vez, un contrato con la entidad Iberagentes y con Renta 4, realizando sus actuaciones como trabajador de estas agencias de bolsa.

Además del Ministerio Fiscal, como acusación particular se personaron en la causa 18 afectados, a los que había estafado cantidades que oscilaban entre los 3.600 euros y los 91.161 euros. En la sentencia se establece que el condenado debe proceder a indemnizar a los distintos afectados con una cifra superior a los 763.000 euros, además de condenarlo a pagar los intereses legales de las cantidades entregadas desde la fechas en las que tuvieron lugar hasta que se produjo el fallo de la sentencia, de 16 de febrero de 2001.

Igualmente Iberagentes fue condenada como responsable civil subsidiario a indemnizar en las cantidades fijadas a los afectados salvo seis de éstos, limitando la indemnización en este caso a 36.000 euros. Renta 4 fue condenada como a abonar a uno de los afectados lo acordado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí