GRANADA, 13 (EUROPA PRESS)

Asaja Granada repartirá mañana de forma gratuita 500 litros de leche como medida de protesta contra la empresa Ebro Puleva por bajarle a los ganaderos granadinos 0,020 euros por kilo entre los meses de febrero, marzo y abril, lo que supone unas pérdidas de 1.500.000 euros.

Según informó Asaja a través de una nota, el precio base durante toda la campaña ha sido de 0,30 euros por kilo de leche, cifra que de por sí no cubre los costes de producción, calculados en 0,31 euros/kilo. La reivindicación de un justo precio de 0,33 euros/kilo es, así, otra razón más que da contenido a esta acción de protesta impulsada desde la organización agraria en la que los ganaderos afectados no faltarán para proceder al reparto de leche que se realizará en la capital granadina, frente al Hotel Luna.

Nada justifica la bajada estacional de precios con que la industria láctea, en general, viene castigando al sector ganadero ni tampoco el pago abusivo por debajo de los costes de producción que impone, según informó Asaja que consideró que son políticas que la industria practica desde hace años y que ponen «cada vez más difícil el mantenimiento de las explotaciones ganaderas», no sólo en Andalucía sino en el resto de España donde, de hecho, ya se han perdido desde principios del pasado año alrededor de 3.000.

En Granada, en concreto, tal como señala Manuel del Pino, secretario general de Asaja Granada, antes de entrar en la Unión Europea había más de 500 explotaciones ganaderas y a día de hoy, funcionan 63, la mayoría situadas en la Vega.

A la industria láctea, por su parte, las cuentas de resultados no le fallan porque, como se ha señalado, «subestima la materia prima que compra y con ello obtiene parte de sus beneficios».

Asaja denunció que la industria láctea no reconoce los esfuerzos de inversión que hacen los ganaderos para mejorar la calidad de la leche que le suministran, aspecto que Santiago González, veterinario de Asaja, subrayó.

Así, indicó que Ebro Puleva registró en su división láctea durante el ejercicio 2003 unos beneficios netos de más de 100.000.000 de euros y en el primer trimestre del año 2004 aumentó las ventas el 5 por ciento hasta alcanzar los 124’8 millones de euros, según datos hechos públicos en prensa.

Según detalló, la fuerte crisis de sector ganadero se explica, por otro lado, por los elevados precios de los piensos para la alimentación de los animales en los últimos meses y la entrada en vigor de un nuevo paquete normativo en esta campaña que incluye medidas de control de la tasa láctea, nuevo régimen de sanciones y programa de trazabilidad de la leche, que dificultan la gestión de las explotaciones.

El alza de precios de los piensos se debería corregir por la propia evolución del mercado, es decir, con el abastecimiento de cereales que comenzará a partir de este mes de mayo. Con respecto a los demás problemas Asaja apostó por la profesionalización del sector, por medidas de fomento para la inversión en tecnología y simplificación de trámites burocráticos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí