GRANADA, 12 (EUROPA PRESS)

La familia del empresario granadino, Francisco Fernández Alvarez, desaparecido en la capital cordobesa el pasado 8 de noviembre ha manifestado su esperanza en que las nuevas técnicas para la obtención y el análisis de pruebas en el marco de las vías de investigación y que ahora está aplicando la Policía de Córdoba den resultado.

En declaraciones a Europa Press, la hermana del empresario desaparecido, Elisabeth Fernández, que afirma que la familia se encuentra «regular» y «tirando», ha recibido bien esta noticia y espera que este nuevo método de investigación pueda aclarar y arrojar pistas sobre el paradero de su hermano.

Miembros de la Policía Científica llegados desde Madrid han empleado nuevas técnicas más avanzadas que las tradicionales ya empleadas en la investigación para detectar la posible presencia de sangre del empresario en dos pisos de la calle Torremolinos, zona en donde se encontró el coche del industrial de 27 años.

El comisario jefe de la Comisaria Provincial de Policía de Córdoba, Federico Cabello de Alba, aseguró en declaraciones a Europa Press que la Policía Nacional no había optado hasta ahora por este vía de investigación para buscar una explicación a la desaparición del empresario, al igual que tampoco abandona otras, como la que llevó a pensar que pudiera haberse ido voluntariamente del país, con lo que «no hemos abierto nuevas vías de investigación, ni ha cobrado más fuerza la que determina la búsqueda de restos de sangre, simplemente hemos usado nuevas técnicas para la posible obtención de pruebas».

En relación a estas declaraciones se refirió la hermana del empresario desaparecido, asegurando que «ya va siendo hora que la policía descarte la idea de la huida voluntaria», que desde un principio la familia no compartía y manifestó que van a seguir reclamando para que se siga investigando.

El comisario jefe aclaró que ya habían intentado conseguir pruebas de este tipo, «pero con métodos tradicionales y al no haber obtenido resultado y dado que ahora disponemos de nuevas técnicas, que podrían darnos resultados positivos, para dirigirnos hacia una vía concreta de la investigación, o bien para descartarla, es decir, que no queremos dejar ningún cabo sin atar

La nueva técnica aplicada por la Policía Nacional para la búsqueda de sangre consistió en rociar a oscuras y con un líquido fluorescente las habitaciones de los mencionados pisos de la calle Torremolinos, situados en una zona marginal de Córdoba, y que eran utilizados para el tráfico de drogas y como lugar en el que los heroinómanos pudieran inyectarse.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí