GRANADA, 11 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía de Granada ha abierto de oficio diligencias previas para investigar presuntas irregularidades cometidas en la permuta del Castillo de Alhama, declarado Bien de Interés Cultural (BIC), por unos terrenos municipales para la construcción de una cantera ubicados en el Cerro del Naranjo, un monte comunal ubicado al pie de la Sierra de Tejera-Almijara también protegido, según informó hoy el fiscal jefe, Jesús García Calderón, que llevará «personalmente» el caso.

El responsable de la Fiscalía confirmó hoy la apertura de este expediente y el inicio de las investigaciones iniciadas ya hace un mes tras un informe presentado por IU, después de mantener hoy un nuevo encuentro con el parlamentario andaluz por IU, Pedro Vaquero, y la concejal de la misma formación en el Ayuntamiento de Alhama, Dolores Iglesias, quienes han aportado un dictamen de la secretaria del consistorio alhameño donde pone de relieve la presunta falsificación de documentos oficiales para poder descatalogar ambos bienes protegidos a fin de llevar a cabo la permuta.

Según Vaquero, dicha permuta fue refrendada por la corporación municipal en el último pleno celebrado en el pasado mes de marzo. A través de un contrato firmado por el alcalde de la localidad, Francisco Escobedo (PSOE), y el empresario Isidro Espinar, representante de ‘Aridos y Desmontes Adepesa S.A.’, éste último le cedía el Castillo de su propiedad, que data de finales del siglo XVIII, a cambio de que el consistorio desafectara el Cerro del Naranjo, un bien comunal de especial protección, para construir allí una cantera, con la condición de que si no se llevara a cabo el objetivo del contrato, el Ayuntamiento debería indemnizar a la empresa con 1,5 millones de euros.

Según el parlamentario andaluz, detrás de esta permuta se esconde una especulación urbanística, ya que entre los «planes del alcalde» se esconde el convertir el Castillo en un parador nacional, salas para congresos y exposiciones, que podría afectar al barrio árabe ubicado a sus pies, también de especial protección.

Vaquero responsabiliza de estas presuntos delitos de falsificación de documentos públicos, contra el Patrimonio y contra el Medio Ambiente tanto la actual corporación municipal, por autorizar la permuta, como a la Junta de Andalucía, por emitir un informe «falso» negando la catalogación de BIC del Castillo, y dar de esta forma «luz verde» a las pretensiones municipales.

De ahí que la concejal de IU en la localidad haya solicitado a la Junta que expropie el inmueble por su valor real, 240.404 euros, para que no se produzca la permuta. Dolores Iglesias dijo estar «tranquila» tras la conversación mantenida con el fiscal jefe, quien le ha asegurado que no se puede descatalogar un Bien de Interés Cultural.

Con la permuta el Ayuntamiento de Alhama recuperaría el Castillo que vendió hace ya 167 años, y cuya principal singularidad es el estar asentado en la última alcazaba nazarí del Reino de Granada conquistada por los Reyes Católicos.

Desde la muerte de la propietaria, Concepción Dueñas, el primer edil ya anunció su intención de recuperar la fortaleza, ya que según declaró en su momento, «ofrece unas increíbles posibilidades para el desarrollo turístico y cultural del municipio». Por ello, se iniciaron las primeras gestiones para devolver al municipio esta construcción que fue de su propiedad hasta 1837, siendo la más interesante la compra por parte de la empresa de áridos Adepesa, y su posterior cambio al Ayuntamiento por la explotación.

Los responsables de IU se mostraron a favor del desarrollo turístico de la localidad granadina «siempre que sea sostenible y acorde con la legalidad, sin sacrificar un bien del pueblo para posibles especulaciones urbanísticas».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí